Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Cómo levantar a una persona mayor del suelo

28/07/2020

La pérdida de fortaleza de los músculos y los huesos a medida que envejecemos, la disminución de los reflejos y una menor movilidad hacen que aumenten las probabilidades de sufrir una caída en la tercera edad; siendo esta uno de los principales accidentes en mayores de 65 años.

Pero además de la caída en sí, existe un peligro mayor y es dar un paso en falso cuando intentamos socorrer a la persona accidentada ya que podemos agravar la situación. Por eso en este artículo contamos paso a paso cómo levantar a una persona mayor del suelo.

¿Qué hacer ante una caída de una persona mayor?

Existen muchos tipos diferentes de caídas, pudiendo ser más o menos aparatosas, pero lo cierto es que lo recomendable es siempre mantener la calma en todo momento y no mover bruscamente a la persona accidentada.

Además, para ayudar adecuadamente al mayor, debemos siempre realizar dos comprobaciones:

  • Despejar el espacio en el que se encuentra el accidentado para evitar posibles nuevas caídas.
    • Comprobar su estado: si está consciente o no, si presenta alguna herida, si existe algún indicio de rotura de algún hueso… Toda esta información será valiosa en el caso de que, por la gravedad o características de la caída, fuese necesario llamar al 112.

    Cómo levantar a un anciano del suelo

    Una vez evaluada la situación y si el estado del afectado no reviste gravedad, podemos levantar a la persona mayor del suelo con mucho cuidado y movimientos suaves. Para ello, lo mejor será contar con dos sillas que nos sirvan de apoyo y faciliten la operación.

    1. Coloca una de las sillas a los pies del accidentado y otra en su cabeza.
    2. Pídele que levante el tronco poco a poco y ayúdale empujando sus hombros desde detrás de su nuca.
    3. Con el mayor sentado ya sobre el suelo, ayúdale a ponerse sobre un costado y flexionar las rodillas. Luego, suavemente, pídele que gire hasta que quede apoyado sobre sus rodillas y palmas; es decir, a cuatro patas.
    4. Acércale una de las sillas para que pueda apoyarse y, haciendo fuerza en los antebrazos y con tu ayuda, pueda erguirse. Acércale la otra silla para que se siente.

    En caso de no tener ningún objeto a mano:

    En este caso si el mayor no tiene mucha movilidad o creemos que no podremos ejercer la suficiente fuerza, lo mejor es llamar a emergencias y evitar así hacernos daño nosotros o hacérselo a él. En caso de que su situación no sea grave y que pueda moverse con facilidad, le ayudaremos a levantarse poco a poco de la siguiente manera:

    1. Pon los pies a ambos lados de la cadera del accidentado, siempre con un pie más adelantado que el otro y separa un poco las piernas.
    2. Con las rodillas flexionadas, coloca las manos a la altura del abdomen del paciente y con sus brazos por encima de los tuyos.
    3. Ve estirando las rodillas poco a poco para levantar al mayor del suelo pasando tu peso del pie más adelantado al más atrasado, aprovechando el impulso para que se eleve.

    Pasos para levantar del suelo a una persona con movilidad reducida

    Si levantar a una persona del suelo es una tarea delicada, esta se vuelve más compleja si el accidentado tiene movilidad reducida. En este caso es imprescindible contar con algún soporte como su silla de ruedas u otro objeto en el que se pueda apoyar.

    Además, para estos casos, al no tener fuerza en las extremidades inferiores, el levantamiento es más complicado para la persona que le ayuda, porque precisa de una mayor fuerza. Por este motivo, es conveniente contar con sistemas como sillas de levantamiento o grúas móviles que facilitarán la tarea. En caso de no tener ninguno de estos objetos, es preferible calmar a la persona, colocarla en una posición cómoda segura (tumbado sobre uno de los costados, por ejemplo) y llamar a emergencias.

    Consejos para levantar a una persona mayor del suelo

    Saber cómo levantar a una persona mayor del suelo es imprescindible para evitar hacer daño a la persona accidentada y a nosotros mismos por eso es importante tener en cuenta unas pautas básicas:

    • Mantén la calma. Es quizás lo más complicado, especialmente si la caída reviste gravedad, pero es imprescindible para atender correctamente al mayor. Además, debes tratar de que la persona accidentada respire pausadamente para mantener la tranquilidad.
    • Comprueba el estado del mayor. Si presenta alguna contusión, moratón, rotura, si ha perdido la consciencia o no… Confirma con él que se encuentra bien o si le duele algo. En caso de que presente alguna anomalía, no lo muevas y llama a emergencias.
    • Ayúdale a levantarse. Si puede moverse y no presente ninguna herida, guíale para que se eleve. Es importante entender que no debemos cargar en ningún momento con todo el peso del mayor, en ese caso es mejor llamar a emergencias para evitar hacernos daños nosotros o hacérselo a él. Para ayudarle, podemos seguir las pautas indicadas anteriormente apoyándonos en algún objeto para facilitar el trabajo e ir poco a poco, manteniendo siempre la postura adecuada para evitar hacer daño al accidentado o a nosotros mismos. Antes de erguirlo por completo es preferible que esté sentado en una silla durante un tiempo para asegurarnos de que se encuentra bien.
    • Hidrátale y consulta con su médico. Tras la caída es importante mantener hidratado al mayor y consultar con el médico para que evalúe si hay alguna anomalía, especialmente si la caída no se ha producido al tropezar con algún objeto, sino que ha sido fruto de un desvanecimiento.

    Qué hacer y qué no

    Si quieres saber cómo levantar a una persona mayor correctamente, es importante también tener en cuenta las cosas que debes hacer y las que no. Como hemos dicho anteriormente, lo imprescindible es mantener la calma y comprobar el estado del mayor, llamando a emergencias ante cualquier anomalía y, en caso de que se encuentre bien, ayudarle a levantarse siempre con cuidado y prestando atención a la postura para evitar lesiones a cualquiera de los dos.

    Lo que en cambio no debes hacer bajo ningún concepto es mover al accidentado si este presenta cualquier daño ni realizar gestos bruscos o esfuerzos que puedan provocar alguna lesión al accidentado o a ti. Además, recuerda nunca tirar de los brazos del mayor para levantarlo ni forzar el cuello o la cabeza.

    Prevención para evitar las caídas de personas mayores

    Aunque algunas de las caídas como aquellas producidas por desvanecimientos son inevitables, otras muchas podrían evitarse si tenemos en cuenta algunos consejos básicos que harán del domicilio un lugar más seguro para los mayores. Para ello, aplica las siguientes medidas:

    • Mejora la iluminación de forma que se vea con facilidad la distribución de cada estancia
    • Coloca barandillas en escaleras y baño para agarrarse
    • Quita o fija las alfombras
    • Ten cuidado con el cableado y otros objetos que puedan entorpecer el paso
    • Evita los muebles bajos
    • Adquiere objetos o sistemas que faciliten la movilidad como bastones o sillas salvaescaleras
    • Favorece la movilidad de músculos y articulaciones. Por ejemplo, caminando durante mínimo 30 minutos al día.

    ¿Cuándo llamar al médico?

    Algunas caídas pueden ser muy aparatosas y provocar algún tipo de lesión que requerirá de la evaluación de un médico al igual que si el mayor está inconsciente o no somos capaces de levantarlo, es importante solicitar asistencia sanitaria. Además, si la caída se ha debido a un desvanecimiento y no a un traspiés, es importante consultar con un profesional que determine si existe algún problema de salud.

    Esperamos que con estos consejos sobre cómo levantar del suelo a una persona mayor hayáis podido resolver todas vuestras dudas para ofrecer una mejor atención a vuestros mayores.

    Infórmate ahora