Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Teleasistencia pública vs. teleasistencia privada

17/07/2020

El servicio de teleasistencia se ha convertido en la actualidad en una solución fundamental en el cuidado de las personas mayores al ofrecer una atención inmediata ante cualquier emergencia las 24 horas del día.

Este servicio ha ido evolucionando a lo largo de los años con la aparición de nuevas modalidades y dispositivos que permitan ofrecer un servicio mejor y más personalizado. Pero la primera duda que te surgirá a la hora de contratar teleasistencia es: ¿pública o privada? En este artículo te explicamos sus diferencias y cómo solicitar cada una de ellas.

¿En qué se diferencian la teleasistencia pública y la privada?

En esencia, existen muchas similitudes y ambos tienen el mismo objetivo: mejorar la calidad de vida de las personas.

Sin embargo, existen algunas diferencias evidentes entre la teleasistencia pública y privada. Y es que mientras la primera se integra en las ayudas que los organismos públicos ponen a disposición de las personas mayores, la segunda responde a una demanda a nivel individual de un servicio prestado por una entidad privada.

Características de la teleasistencia pública y privada

Sus diferencias hacen que, dependiendo la situación de cada persona y la necesidad que se pretenda cubrir, una u otra se ajusten más a las necesidades de cada persona. En este sentido no hablamos de ventajas y desventajas como tales, sino características que difieren entre ellas y que no afectan al servicio prestado en sí, sino a otros factores como los requisitos o el desembolso económico.

En este sentido la teleasistencia pública cuenta con una serie de requisitos necesarios para poder solicitarla y, dado el volumen de la demanda, en algunos casos puede existir lista de espera. Además, este servicio al ser prestado por organismos públicos puede ser gratuito o tiene un precio fijado según diferentes baremos en función de los ingresos y/o situación del beneficiario.

Por su parte la teleasistencia privada es apta para todo el mundo y con solo llamar o rellenar un formulario, es suficiente para contratarla. En este caso, no sería gratuita, teniendo que abonar una cuota fija mensual, pero existen planes por menos de un euro al día.

El botón de teleasistencia conecta directamente con el Centro de Atención ante cualquier emergencia

¿Qué organismos públicos ofrecen la teleasistencia?

La teleasistencia pública es un servicio ofrecido por Ayuntamientos, Comunidades Autónomas y/o Diputaciones provinciales que se presta en colaboración con empresas especializadas en este sector para cubrir las necesidades de personas vulnerables.

¿Cómo se solicita el servicio de teleasistencia a nivel público?

Si quieres solicitar teleasistencia a nivel público, debes dirigirte a los Servicios Sociales de tu lugar de residencia para que estos valoren adecuadamente tu perfil y comprueben que cumples los requisitos necesarios para acceder a esta prestación.

En caso de que tu solicitud sea denegada o te encuentres en lista de espera, puedes garantizar tu seguridad contratando teleasistencia privada incluso de forma temporal.

Madrid

Para solicitar la teleasistencia en Madrid de forma pública, se exigen una serie de requisitos que el usuario ha de cumplir:

  • Estar empadronado en Madrid
  • Tener una línea telefónica fija en el domicilio
  • Estar capacitado, él o la persona conviviente, para utilizar adecuadamente el servicio

Los organismos públicos ponen en este caso tres vías a disposición de usuarios y/o familiares para solicitar la teleasistencia:

  • A través de la web, en la pestaña de Registro Electrónico
  • De forma presencial, en Servicios Sociales o en las diferentes oficinas de registro del Ayuntamiento
  • A través de teléfono llamando al 010. Este teléfono solo es para personas mayores de 65 años que vivan solas

El servicio de teleasistencia en Madrid puede ser gratuito o tener una cuota mensual de 6,9 o 12 euros dependiendo de la Renta per cápita. Por eso, además de la solicitud del servicio y del documento de aceptación de las condiciones de este, se ha de incluir un número de cuenta a la que, en caso de que el usuario tenga que asumir una parte de la cuota mensual, se pasará la factura en los 10 primeros días del mes siguiente.

Valencia

También en Valencia está disponible el servicio público de teleasistencia. En este caso el servicio es gratuito siempre que se cumplan los siguientes requisitos:

  • Mayores de 65 años o menores con discapacidad o incapacidad permanente acreditada
  • Que vivan o junto a personas de edad similar o en una situación semejante, pero, en cualquier caso, que estén capacitadas para utilizar adecuadamente el servicio
  • Que tengan línea fija en casa
  • Que estén empadronadas en Valencia
  • Que los ingresos y rendimientos del hogar no superen a los establecidos.

Si quieres solicitar teleasistencia en Valencia o necesitas más información, acude a tu Centro Municipal de Servicios Sociales más cercano.

Zaragoza

En el Ayuntamiento de Zaragoza también disponen de servicio de teleasistencia destinado a personas con autonomía limitada, discapacitadas o con enfermedades crónicas graves o en riesgo de aislamiento social.

Para solicitar la teleasistencia en Zaragoza, basta con pedir cita previa en el Centro Municipal de Servicios Sociales correspondiente y aportar la siguiente documentación:

  • Copia de DNI o NIE
  • Copia de la Tarjeta Sanitaria
  • Copia del libro de familia o similar
  • Ingresos de la unidad de convivencia que se cotejará con la información de la Agencia Tributaria
  • Certificado de Discapacidad, solo para quienes corresponda, emitido por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales

Otras ciudades

Aunque algunos de los requisitos solicitados pueden variar ligeramente de una Comunidad a otra o el formulario a cumplimentar sea diferente, lo cierto es que el proceso es muy similar para todas. Por lo que sea cual sea tu ciudad de residencia, bastará con acudir a los Servicios Sociales del Ayuntamiento y solicitar información, allí te asesorarán sobre los requisitos necesarios y documentación a aportar.

¿Está disponible para todo el mundo?

Tal y como comentábamos anteriormente, las características del servicio de teleasistencia lo convierten en una solución global que se adapta a cualquier tipo de persona. Sin embargo, la teleasistencia pública solo cubre a aquellas personas en situación de vulnerabilidad que se considere requieren este servicio. Por su parte, la teleasistencia privada sí estaría disponible para todo el mundo sin importar su edad, situación o necesidades.

¿Cuánto tendré que esperar?

Tras la solicitud del servicio y la valoración por parte de los organismos competentes y la aceptación de estos, la asignación del servicio varía en función del lugar de residencia.

No existe un tiempo fijo de tiempo de espera y en algunos casos la instalación es prácticamente inmediata, pero esto variará dependiendo de las solicitudes presentadas y otros factores. En cualquier caso, si quieres garantizar tu servicio y disfrutar de él de forma inmediata, puedes contratar teleasistencia privada de forma temporal mientras estás en la lista de espera.

¿Cómo se financia el servicio público de teleasistencia?

La teleasistencia se recoge en la ley de la dependencia como un servicio que utiliza las tecnologías y los recursos personales necesarios para atender y dar soporte ante cualquier emergencia.

Como tal, es una de las ayudas para personas mayores ofrecidas por los organismos públicos para favorecer el cuidado y la calidad de vida de las personas mayores y su financiación es, pues, también pública. Sin embargo, dependiendo de la renta y situación del posible beneficiario, este podrá disfrutar del servicio de forma gratuita o tener que pagar una parte del precio a abonar.

Infórmate ahora