Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Cuidados de la diabetes en personas mayores

07/08/2020

La diabetes es una de las patologías más comunes entre los adultos mayores. Esta dolencia, que destaca por los altos niveles de azúcar en sangre, puede acarrear problemas de salud graves y afectar a diferentes órganos del cuerpo si no se detecta a tiempo o no se trata adecuadamente.

¿Te han diagnosticado diabetes?, ¿crees que puedes padecerla?, ¿quieres saber cómo mantenerla a raya? En este artículo despejamos las principales incógnitas sobre la enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica del metabolismo que, tal y como comentábamos, aparece cuando presentamos índices muy altos de glucosa en sangre. Esto ocurre cuando nuestro cuerpo no produce la suficiente cantidad de insulina, hormona segregada por el páncreas encargada de mantener los niveles de glucosa en sangre, o esta no trabaja adecuadamente.

El exceso de glucosa en sangre puede provocar numerosos fallos en nuestro cuerpo con su correspondiente efecto adverso en nuestra salud afectando especialmente a riñones, corazón y arterias. 

Tipos de diabetes

Aunque esta patología sea provocada siempre por los altos niveles de azúcar en sangre, puede sin embargo ser de diferentes tipos en función de las causas, los síntomas o la edad del paciente. En función de la tipología, el tratamiento y prevención de cada una de ellas, también variará.

  • Diabetes tipo 1: Este tipo de diabetes es común en niños o adultos jóvenes, aunque también puede aparecer en adultos mayores. En este caso el propio organismo genera anticuerpos que destruyen las células que producen la insulina.
  • Diabetes tipo 2: Esta forma de diabetes es la más común y es más frecuente en adultos de mediana edad y especialmente en adultos mayores. La diabetes tipo 2 aparece por una disminución de la cantidad de insulina y de la acción de esta y afecta especialmente a personas con sobrepeso, con poca actividad física o con antecedentes familiares de esta patología.
  • Diabetes gestacional: Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer genera una mayor cantidad de insulina para aumentar las reservas de energía. En ocasiones este incremente no se produce y esto puede provocar la conocida como diabetes gestacional. Aunque este tipo suele desaparecer tras el parto, las mujeres que la padecen tienen una mayor probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en algún momento de su vida.

Causas que provocan diabetes en personas mayores

Al igual que en otras patologías, conocer las causas de la diabetes será imprescindible no solo para diagnosticarla y tratarla a tiempo sino también para tratar de prevenirla. Y es que, aunque dos de estos tipos de diabetes se producen por herencia genética o a raíz del embarazo, la diabetes tipo 2, la más común, suele aparecer a edades avanzadas en aquellas personas mayores con malos hábitos durante toda su vida.

Además de los tipos de diabetes mencionados, existen otros menos comunes pero que igualmente pueden tener efectos negativos en nuestra salud como los producidos por la ingesta de determinados fármacos, lesiones en el páncreas o por cuestiones genéticas.

Síntomas

Los signos de la aparición de esta enfermedad son, en muchos casos, ignorados por el paciente al confundirse generalmente con los síntomas propios de la edad. Esta confusión provoca un mal diagnóstico y, en consecuencia, un mal tratamiento que puede derivar en problemas de salud al no detectar la diabetes a tiempo. Si tienes estos síntomas de diabetes, consulta con tu médico para que este evalúe la situación:

  • Cansancio
  • Pérdida brusca de peso sin motivo aparente
  • Sed
  • Hambre
  • Necesidad continua de orinar
  • Infección fúngica en la piel
  • Visión borrosa
  • Hormigueo o entumecimiento de pies y manos
Los altos niveles de azúcar en sangre caracterizan a la diabetes en personas mayores

Consecuencias

El hecho de que a menudo estos signos puedan ser interpretados como parte del envejecimiento, hace que la diabetes tarde en detectarse y esto puede provocar un problema de salud importante.

Los altos niveles de glucosa en sangre pueden desencadenar diferentes errores del organismo, especialmente aquellos relacionados con el corazón, los riñones y las arterias. Además, una detección tardía aumenta las probabilidades de sufrir pérdida de visión, problemas renales, infarto o la amputación de los miembros inferiores.

Claves para controlar la diabetes en personas mayores

La diabetes en personas mayores afecta negativamente a su calidad de vida y salud. Una detección precoz es imprescindible, pero, en caso de que una persona haya sido ya diagnosticada como diabética, debemos tomar una serie de precauciones. Y aunque cada caso y persona es diferente y por eso es aconsejable seguir un plan personalizado, existen algunas pautas básicas para controlar la diabetes en personas mayores:

  • Controlar la dieta: La obesidad es una de las causas de la diabetes tipo 2 y puede también producir complicaciones en la salud cardiovascular del paciente. Evitar las grasas y seguir la dieta impuesta por los profesionales sanitarios será vital para evitar engordar.
  • Realizar ejercicio regularmente: La actividad física ayuda a nuestro cuerpo a metabolizar la glucosa, siendo este beneficioso para controlar la diabetes. Si no estás acostumbrado a moverte, basta con dar un paseo o andar en bicicleta.
  • Revisar la vista de forma periódica: La maculopatía y las cataratas son dos problemas de salud a menudo ligados con la diabetes. Realizar controles rutinarios al menos una vez al año va a permitirnos detectar cualquier posible anomalía.
  • Cuidar los pies: Es importante revisar los pies a diarios y, en caso de detectar zonas enrojecidas, cortes o llagas, llamar al médico. 
  • Realizar un examen de los riñones al año: Los riñones son unos de los órganos más dañados. Una revisión de sangre y orina permitirá detectar si existe algún problema.
  • Eliminar el tabaco: El tabaquismo además de ser un factor de riesgo para la aparición de la diabetes tipo 2, aumenta el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares y dificulta también el control de los niveles de glucosa. 

Consejos

Las personas diabéticas precisan de un control diario y una serie de cuidados especiales para evitar problemas de salud relacionados con la enfermedad. Por eso es importante tener en cuenta los siguientes consejos de cara a un mejor seguimiento de esta patología:

  • Conocer a fondo todo sobre la diabetes. No solo por parte del paciente sino también de su entorno más cercano para poder ayudarle en caso de que se produzca alguna emergencia. 
  • Preparar una guía con la que tanto pacientes como otras personas puedan actuar adecuadamente ante una emergencia. 
  • Seguir las indicaciones médicas y mantener un contacto periódico con el personal sanitario
  •  Monitorizar de forma regular la glucosa en sangre 
  • Realizar una revisión diaria de los pies y utilizar calzado cómodo para evitar problemas
  • Seguir una dieta saludable, baja en azúcares y grasas saturadas y rica en frutas, verduras y legumbres
  • Tratar de perder peso para evitar problemas graves de salud
  • Realizar ejercicio físico
  • Dejar de fumar y evitar el alcohol
  • Revisar nuestra piel con frecuencia ante la posible aparición de úlceras
  • Tomar el medicamento en la cantidad y el horario asignado por el médico. Podemos para ello valernos de apps o alarmas que nos recuerden la aplicación del tratamiento

Infórmate ahora