Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

Qué es y cómo se realiza la maniobra de Heimlich en adultos

05/05/2021

Dos personas escenificando como hacer la maniobra de Heimlich

La maniobra Heimlich es un procedimiento que se usa para ayudar a una persona que se está asfixiando y que está consciente, pero es incapaz de hablar.

Con esta técnica se busca provocar una tos artificial en la persona en peligro, haciendo que expulse aire de los pulmones. De esta forma, la fuerza de la tos puede sacar el objeto que obstruye sus vías respiratorias.

En este artículo te explicamos con detalle cómo realizar la maniobra de Heimlich en adultos, además de medidas que debemos realizar para prevenir el atragantamiento en personas mayores.

Cómo puede prevenirse el atragantamiento

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España. Se trata de un problema que afecta en gran parte a los ancianos, ya que es común que los mayores de 65 años tengan dificultades para tragar, en muchos casos a consecuencia de otras patologías.

Respecto a las causas, el motivo más frecuente de atragantamiento en adultos son los alimentos mal masticados. Por lo tanto, para evitar una posible obstrucción de las vías respiratorias, es recomendable:

  • Cortar los alimentos en trozos pequeños.
  • Comer de forma lenta y cuidadosa, sobre todo, si se usan prótesis dentales.
  • Prestar atención en masticar.
  • Evitar reírse, hablar animadamente o discutir de manera acalorada mientras se mastica y se traga.
  • No consumir en exceso bebidas alcohólicas antes y durante las comidas.
  • Verificar que las dentaduras postizas encajen adecuadamente.
  • Tener un vaso de líquido a mano mientras come.
  • Utilizar espesantes en el caso de que la persona tenga problemas de deglución, como la disfagia.

Al igual, el consumo de ciertos tipos de pastillas también puede suponer un riesgo de atragantamiento para los adultos mayores. En este sentido, los fármacos de gran tamaño pueden llegar a obstruir las vías respiratorias del anciano. Para evitar cualquier problema al ingerir pastillas, es importante no intentar tomar varias a la vez y utilizar bastante agua para pasarlas por la garganta.

Cuál es la técnica de primeros auxilios recomendada para el atragantamiento

Es fundamental saber qué técnicas de primeros auxilios son mejores cuando necesitamos ayudar a alguien que sufre un atragantamiento, ya que podríamos realizar alguna maniobra que empeore la situación en lugar de mejorarla.

Para empezar, debemos realizar una valoración rápida y calmada del tipo de obstrucción respiratoria a la que nos enfrentamos, que puede ser:

  • Una obstrucción respiratoria parcial: cuando el objeto no tapa por completo las vías aéreas, permitiendo el paso de aire a los pulmones, aunque sea poco. En estos casos, es esencial que el afectado trate de toser con fuerza para eliminar la obstrucción. Además, no debemos intentar sacar el objeto a ciegas ni interferir con ninguna maniobra.
  • Una obstrucción respiratoria completa o grave: cuando el afectado está consciente, pero no puede hablar ni toser.

Actualmente, la maniobra de Heimlich es el único método para despejar las vías respiratorias bloqueadas recomendado para adultos. Por lo tanto, es muy necesario conocer la técnica y saber cómo actuar correctamente ante un caso de atragantamiento.

Cómo es la maniobra de Heimlich para adultos

Concretamente, la maniobra de Heimlich levanta el diafragma y obliga al aire a salir de los pulmones. Ese movimiento crea una tos artificial que mueve el aire a través de la tráquea, de esta forma empuja y expulsa la obstrucción fuera de las vías respiratorias y de la boca.

Debido a la rapidez con la que suele ocurrir un atragantamiento, mantener la calma y saber cómo actuar puede salvar la vida de una persona. Para ello, debemos seguir unos simples pasos que nos permitirán realizar la maniobra de Heimlich de forma segura y eficaz.

Asegúrate de que la persona esté siendo víctima de un ahogo

Aunque se trata de una técnica simple y efectiva, puede ser dolorosa e incluso causar lesiones a la víctima. Por este motivo, debe utilizarse solo en emergencias reales, cuando estemos casi seguros de que la persona se está asfixiando realmente.

Para saber si una persona tiene las vías respiratorias obstruidas debemos fijarnos si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Cara de color rojo brillante o azulado.
  • Agarrarse la garganta.
  • No poder toser fuertemente.
  • Dificultad para hablar.
  • Respiración ruidosa.

Si la persona se está ahogando, no podrá responderte cuando le preguntes si está bien, o si necesita ayuda y sólo podrá mover la cabeza.

Tranquiliza a la persona mayor y explícale que vas a ayudarlo

Lo primero es ayudar a la persona que se está ahogando. Si nos encontramos solos con la víctima, deberemos asistirla antes de llamar al teléfono de emergencias, pero si hay otra persona disponible, debemos pedirle que busque ayuda mientras realizamos los primeros auxilios.

Hay que tener en cuenta que la situación puede complicarse, ya que es posible que el afectado reaccione de forma agresiva o con miedo. Ante estas circunstancias, lo principal es mantener la calma para no agravar el estado del afectado. A continuación, deberemos explicarle de forma rápida que vamos a ayudarlo, haciéndole ver que sabemos lo que hacemos para aumentar su tranquilidad.

Haz que la persona se ponga de pie

Además de los pasos anteriores, antes de comenzar con la maniobra de Heimlich, deberemos colocarnos correctamente. Para ello, la persona que se está ahogando debe ponerse en pie, mientras que nosotros nos situamos a su espalda.

No obstante, también podemos realizar la técnica en posición de sentado si la víctima es demasiado pesada o si estamos en un espacio reducido, como un avión. Respecto a lo último, necesitamos asegurarnos de tener espacio suficiente para realizar los movimientos.

Antes de efectuar la maniobra debes darle golpes en la espalda

Una vez que nos hemos colocado, el siguiente paso es comenzar con lo que la Cruz Roja Estadounidense denomina un enfoque de "cinco y cinco" para brindar primeros auxilios. Esta técnica empieza con cinco golpes en la espalda del afectado, justo entre los omoplatos, para los que necesitamos:

  1. Situarnos detrás de la persona.
  2. Colocar un brazo sobre su pecho como forma de apoyo.
  3. Doblar a la víctima por la cintura, haciendo que la parte superior de su cuerpo quede paralela al suelo.
  4. Dar cinco golpes separados en su espalda, entre los omóplatos, con la palma de la mano.

Recuerda que nunca debemos utilizar golpes en la espalda en una persona que sólo tiene una obstrucción parcial de las vías respiratorias, ya que podrían profundizar la obstrucción y volverla completa.

Realiza la maniobra de Heimlich

Cuando hemos terminado con los golpes en la espalda, si continua la obstrucción, lo siguiente son las cinco compresiones abdominales, es decir, la maniobra de Heimlich, para lo cual debemos:

  1. Situarnos detrás de la persona: coloca un pie ligeramente delante del otro para mantener el equilibrio. Envuelve sus brazos alrededor de la cintura. Inclina a la persona ligeramente hacia adelante.
  2. Hacer un puño con una mano: debemos colocar el puño ligeramente por encima del ombligo de la persona.
  3. Agarrar el puño con la otra mano: presionamos con fuerza el abdomen con un rápido y fuerte empuje hacia arriba, como si intentáramos levantar a la persona.

Deberemos repetir esta técnica cinco veces en una rápida sucesión

Comprueba ha recuperado la respiración normal

Es fundamental que alternemos de forma continua entre cinco golpes en la espalda y cinco compresiones abdominales hasta que se desaloje la obstrucción.

En este sentido, una vez que el objeto es expulsado, la mayoría de las personas vuelven a respirar normalmente.

Persona cortando filete de carne para prevenir el atragantamiento
La causa más común de atragantamiento es un trozo de comida, por lo que la maniobra de Heimlich nos ayudaría a expulsarlo si ha obstruido por completo nuestras vías respiratorias.

Si no puedes desatascar la obstrucción trata de obtener ayuda inmediatamente

En el caso de que la persona que se ahoga esté inconsciente, deberemos cambiar el procedimiento para asistirla. En primer lugar, si ha perdido la consciencia mientras realizábamos la maniobra de Heimlich, debemos cesar inmediatamente las compresiones.

Los siguiente es pedir ayuda y llamar inmediatamente a los servicios de emergencia, aunque, si es posible, lo mejor es que lo haga otra persona, para ganar tiempo.

A continuación, debemos controlar la boca de la persona inconsciente para ver si encontramos la causa de la obstrucción. Si el objeto está a la vista, podemos intentar extraerlo, en el caso contrario, iniciamos la respiración artificial.

Es esencial que no nos apartemos de la víctima y continuemos haciéndole respiración artificial, hasta que lleguen los servicios de emergencias, para tratar de aumentar sus probabilidades de sobrevivir.

Cómo aprender la técnica adecuada para realizar la maniobra de Heimlich

La maniobra de Heimlich puede ser aplicada por cualquier persona, ya que no se necesita estudiar ningún documento específico y científico. Es decir, para saber cómo realizar este método solo es necesario seguir los pasos que ya hemos explicado con exactitud.

Asimismo, una de las claves para llevar a cabo esta técnica con éxito es estar alerta y preparado para actuar en cualquier momento. Esto es algo fundamental en una situación de emergencia por asfixia, ya que los servicios de emergencia pueden tardar en llegar, provocando daños irreparables en el paciente al no ser atendido a tiempo.

Aunque los sanitarios no son los únicos que pueden aplicar estos primeros auxilios, sí que son los más adecuados para impartir una educación sobre estas técnicas a toda la población. En este sentido, cada vez hay más cursos de primeros auxilios, tanto en colegios como en empresas que los imparten para sus propios trabajadores.

Con estos cursos podemos obtener experiencia practicando con diferentes herramientas, como muñecos, chalecos, etc., además de aprender sobre otros aspectos básicos de primeros auxilios, desde lo que contiene un botiquín hasta cuestiones legales.

Advertencias y consejos de la maniobra de Heimlich

Como ya hemos mencionado, el método para realizar la maniobra de Heimlich no es complicado, sin embargo, para hacerlo correctamente hay que tener en cuenta una serie de cuestiones, entre ellas:

  • Usar compresiones torácicas en lugar de abdominales en mujeres embarazadas o personas obesas.
  • Tener cuidado de no usar demasiada fuerza para no dañar las costillas o los órganos internos.
  • Aprender cómo realizar la maniobra de Heimlich en uno mismo, esto puede salvarnos la vida.
  • Proteger a la víctima de una posible caída por pérdida de conocimiento, ayúdala a ubicarse en el suelo y sigue con las compresiones.
  • Si no sabes realmente qué hacer, llama al servicio de emergencias, ya que ellos podrán darte instrucciones sobre qué hacer mientras llegan.
  • La maniobra de Heimlich puede inducir vómitos que, aunque pueden ayudar a desalojar un cuerpo extraño traqueal, no necesariamente significa que la vía aérea se ha despejado.

Es importante recordar que el ahogo es una situación de vida o muerte, por lo que debemos estar preparados para actuar inmediatamente si esto ocurre.

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!