Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

¿Por qué los ancianos duermen con la boca abierta? Un estudio detallado

Hombre tumbado en un sofá

Cuando dormimos, no se puede controlar que hacemos, ya sea respecto a las posturas que elegimos o cómo respiramos. Sin embargo, de todo ello depende la calidad de nuestro sueño.

Hay personas que respiran por la nariz y otras por la boca, lo que implica dormir con ella abierta. Una gran parte de las personas que duermen de esta manera son personas mayores, pero ¿por qué los ancianos duermen con la boca abierta? Te lo contamos en este artículo.

Comprendiendo el fenómeno: ancianos durmiendo con la boca abierta

Si has visto dormir alguna vez a una persona mayor, te habrás dado cuenta de que, en la gran mayoría de casos, estos duermen con la boca abierta. Sin embargo, y aunque este fenómeno se da mucho entre las personas mayores, todos somos susceptibles de dormir de esta forma.

¿Es normal dormir con la boca abierta?

Aunque sea algo habitual, no debemos normalizar el hecho de dormir con la boca abierta. La encargada de nuestra respiración es la nariz y por las noches deberíamos respirar a través de ella, ya que se encarga de filtrar y humedecer el aire que entra por nuestro cuerpo.

Sin embargo, cuando hay problemas como la obstrucción de las vías respiratorias, respirar por la boca sale de manera natural.

Cambios en el sueño con la edad

Con el envejecimiento, nuestras vidas cambian y hábitos como la alimentación, nuestra forma de comunicarnos o el sueño también.

En cuanto al sueño, los patrones tienden a cambiar a medida que envejece. Las personas mayores se suelen despertar con más frecuencia durante la noche y se levantan más temprano por la mañana. Normalmente, el tiempo de sueño está entre 6.5 a 7 horas.

Senzia1

Por qué los ancianos duermen con la boca abierta

En algún momento, todos hemos dormido con la boca abierta, ya sea por un simple constipado que no nos permitía respirar correctamente. Sin embargo, no suele ser algo común si no se tiene ningún tipo de problema de salud que afecte a la forma de respirar.

En los mayores, dormir por la boca es algo habitual por diferentes razones relacionadas con los cambios que se producen en nuestro cuerpo con la edad y patologías derivadas de la vejez.

Cambios fisiológicos con la edad

Cumplir años conlleva afrontar cómo el cuerpo también lo hace. Nuestro sistema y capacidades se enfrentan a una gran serie de cambios. Por ejemplo, el sistema respiratorio -pulmones, conductos respiratorios, tórax, etc.- es uno de los más afectados.

Por ejemplo, los cambios en los huesos y los músculos provocan un menor nivel de oxígeno en la sangre al modificar la capacidad pulmonar. Esto lleva a que las personas mayores afectadas presenten síntomas como cansancio y dificultad para respirar.

El resultado es que nuestro cuerpo piense en diferentes estrategias para poder introducir todo el oxígeno que es necesario, siendo una de ellas el respirar por la boca al dormir.

Problemas de salud que pueden causarlo

Aunque en muchas ocasiones el dormir con la boca abierta se da por una simple mala postura al dormir o tener un colchón inadecuado, también se puede producir por sufrir determinadas enfermedades como son:

Medicamentos y efectos secundarios

Prácticamente, todos los medicamentos tienen efectos adversos que pueden ir desde náuseas a mareos. Entre estos efectos secundarios pueden darse problemas pulmonares como son reacciones alérgicas, bronquitis o neumonitis. Todo ello hace que sea más difícil respirar y, por tanto, que se duerma con la boca abierta para conseguir más oxígeno.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Consecuencias de dormir con la boca abierta

Respirar a través de la boca no es la forma natural ni adecuada de respirar. Por ese motivo, hacerlo tiene una serie de consecuencias negativas para nuestra salud.

Efectos en la salud oral

Una de las consecuencias más habituales que tienen las personas que duermen con la baca abierta es la posibilidad de sufrir más caries. Además, puede provocar mal aliento porque la boca se queda seca y la saliva no puede neutralizar los ácidos bucales que son los responsables del olor de nuestro aliento.

Efectos en la calidad del sueño

Cuando dormimos con la boca abierta, roncar es casi imposible de evitar. Estos se dan cuando se obstruyen de forma parcial las vías respiratorias, que es lo que nos lleva a respirar por la boca, y que se seque nuestra garganta y empecemos a roncar.

En algunos casos, roncar deriva en una apnea que haga que nuestro cerebro tenga que despertarse constantemente para coger aire y que no podamos alcanzar el sueño profundo y, por lo tanto, descansar.

Efectos en la salud general

Como hemos podido ver, dormir con la boca abierta lleva a tener determinados problemas que, a largo plazo, acaban afectando a la salud de la persona en general. Los más habituales están relacionados con la falta de sueño y que deriva en cansancio, irritabilidad o dolor de cabeza, entre otros.

Cómo mejorar la calidad del sueño en los ancianos

Dormir bien es fundamental para tener una buena salud mental y física. Las personas mayores tienen más dificultades para conseguir una calidad de sueño alta debido a los cambios que se producen en su cuerpo. Por ello, es importante buscar soluciones para mejorarla.

Consejos para dormir con la boca cerrada

Dormir con la boca cerrada es lo más recomendable. Sin embargo, es difícil de controlar que durmamos con ella abierta. Por eso, algunos consejos para intentar dormir con la boca cerrada son:

Tratamientos médicos y terapias

Hoy en día, existen diferentes tratamientos para mejorar la calidad de sueño en personas mayores. Desde alternativas como técnicas de relajación o de control del estímulo, que ayuda a eliminar todo aquello que hace que tu mente produzca resistencia a la hora de dormir, pasando por medicación, existen múltiples opciones para intentar dormir mejor.

En cuanto a los medicamentos, encontramos los conocidos como somníferos. Existen aquellos que son de venta libre y que no están destinados para el consumo habitual, y los que van con receta que son el Zolpidem o el Ramelteon, por ejemplo.

Cambios en el estilo de vida para un mejor sueño

Tener una buena calidad de sueño depende de muchos factores y, sobre muchos de ellos, podemos tener control. Algunos de estos cambios son:

señora mayor durmiendo
Dormir con la boca abierta puede conllevar consecuencias negativas como el mal aliento.

Recursos y apoyo para ancianos y cuidadores

Una mala calidad de sueño puede ser muy desesperante para la persona que la sufre como para su entorno. Por ello, es importante ver cuáles son los recursos que existen para ayudar a sobrellevar esta situación.

Herramientas y productos para ayudar a dormir mejor

Gracias a la tecnología y su aplicación en distintos medios, contamos con distintas herramientas y productos destinados a ayudar a mejorar la calidad del sueño. Un ejemplo son las camas inteligentes que no solo recogen datos sobre el sueño, sino que cuentan con climatización automática o una firmeza que se ajusta a cada persona.

Asimismo, también existen dispositivos inteligentes como altavoces o relojes inteligentes como Senzia, que se encargan de monitorizar el sueño y dar claves para conseguir un mejor sueño.

Grupo de apoyo y comunidades

Actualmente, existen grupos de apoyo destinados a ayudar a las personas que tienen problemas de insomnio. Estos grupos sirven como terapia y en ellos se llevan a cabo distintas estrategias no farmacológicas y psicológicas para ayudar a mejorar la calidad del sueño.

Recursos en línea

Gracias a Internet, podemos encontrar en línea una amplia variedad de recursos para ayudar a los ancianos y sus cuidadores en la mejora de la calidad del sueño. Desde sonidos relajantes, videos de respiración y meditación a estudios acerca del sueño, todos podemos conocer mucho más como tratar los problemas del sueño.

Conclusión

Dormir con la boca abierta puede llevar a tener una mala calidad de sueño, y por tanto, afectar en el día a día de la persona y a sus relaciones con los demás. Aunque es algo incontrolable, existen ciertos métodos a seguir para evitar que se produzca como dormir de lado o humidificar la habitación.

Al fin y al cabo, cuando somos mayores, nos cuenta más descansar por lo que es importante evitar cualquier tipo de distracción añadida.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2020-10-27

Cómo cuidar a una persona mayor: todo lo que debes saber

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

Cómo cuidar a una persona mayor: todo lo que debes saber

Aprender cómo cuidar a una persona mayor en casa empieza por aprender a cuidarte a ti y, sobre todo, por escucharle y e... (+)

Aprender cómo cuidar a una persona mayor en casa empieza por aprender a cuidarte a ti y, sobre todo, por escucharle y entender sus necesidades. Te explicamos cómo en esta completa guía

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2023-12-05

¿Qué es la asistencia a domicilio a personas mayores? - Teleasistencia

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

¿Qué es la asistencia a domicilio a personas mayores?

La mayoría de personas mayores desean envejecer en la calidez de su hogar, recurriendo a veces a servicios de asistenci... (+)

La mayoría de personas mayores desean envejecer en la calidez de su hogar, recurriendo a veces a servicios de asistencia a domicilio que les ayuden en su día a día. Te lo contamos en este artículo.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2024-04-11

Cuidado de la piel en adultos mayores – Teleasistencia

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

Cuidado de la piel en adultos mayores: qué debemos tener en cuenta

La tercera edad es una etapa clave para potenciar el cuidado de la piel. En este artículo te explicamos cómo llevar a ... (+)

La tercera edad es una etapa clave para potenciar el cuidado de la piel. En este artículo te explicamos cómo llevar a cabo un cuidado exhaustivo.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada