Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Cómo trabajar en teleasistencia: todo lo que debes saber

23/10/2020

La teleasistencia es una de las principales ayudas que existen para la atención y el cuidado de personas mayores. En tiempos de coronavirus, la teleasistencia ha demostrado más que nunca ser esencial evitando además consecuencias derivadas del confinamiento como es el caso d el aislamiento social. 

Si estás interesado en iniciar tu carrera profesional en este apasionante y necesario ámbito, en el siguiente artículo te contamos cómo trabajar en teleasistencia y las cualidades que debes tener. 

Funciones

La teleasistencia es un servicio que gracias a la innovación y las nuevas tecnologías ha ido evolucionando en los últimos años ofreciendo nuevas soluciones y modalidades. Sin embargo, lo más importante de este servicio sigue siendo el equipo humano y profesional que es quien atiende las emergencias y da soporte a los usuarios. Entre las principales funciones de los trabajadores del Centro de Atención se encuentran:

  • Atender la emergencia: Cuando el usuario pulsa el botón de teleasistencia y recibimos el aviso, lo primero es darle soporte, preocuparnos por lo que ha pasado y valorar su estado.
  • Transmitir calma y tranquilidad: Ante determinadas emergencias como un incendio o una caída, el mayor puede ponerse nervioso. Es importante ofrecer nuestro apoyo e intentar calmarlo, indicándole que la ayuda va en camino y que nosotros le acompañaremos en todo momento.
  • Avisar a familiares y servicios de emergencia: Una vez evaluada la emergencia y si se considera necesario, debemos avisar a familiares y servicios de emergencia para que acudan al domicilio del usuario o poner en marcha nuestra Unidad Móvil. 
  • Ofrecer atención personalizada: Cada persona es diferente y las necesidades que tienen también por este motivo es importante conocer a los usuarios y contar con información detallada que nos permita dar ayuda personalizada en todo momento. Es el caso de las personas que viven solas, que precisarán de un mayor contacto para evitar la soledad en personas mayores, o aquellas que precisan recordatorios de citas médicas o tomas de medicamentos.
  • Realizar un seguimiento adecuado: Las llamadas de seguimiento son una parte vital dentro de la teleasistencia ya que no solo nos permiten conocer la evolución del usuario, sino que también nos permiten detectar posibles anomalías o nuevas situaciones y actuar en consecuencia.

Tipos de teleasistencia

La teleasistencia es un servicio en constante evolución al que se suman nuevos productos y modalidades con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad y a las oportunidades ofrecidas por las nuevas tecnologías. En función del nivel de interacción con el usuario, podemos diferenciar tres tipos diferentes de teleasistencia que a menudo se combinan:

  • Sistema activo: Esta modalidad permite el contacto directo y permanente entre el usuario y el Centro de Atención. Esta conexión puede realizarse a través de un terminal como el botón de teleasistencia o un dispositivo móvil de teleasistencia que permita entablar comunicación ante emergencia, dudas o consultas que este tenga.
  • Sistema semiactivo: En este caso se hace referencia a aquellos contactos que se realizan acorde a horarios preestablecidos y con el objetivo de realizar un correcto seguimiento del usuario, recordarle citas médicas o tomas de medicamentos…
  • Sistema pasivo: Este tipo de teleasistencia solo avisa cuando existe alguna alteración en las rutinas establecidas o un tiempo de inactividad demasiado prolongado por parte del usuario. Así, los sensores instalados en el domicilio recogen una serie de parámetros que permiten monitorizar la actividad e informar sobre cualquier anomalía.

Requisitos para trabajar en teleasistencia

Para trabajar en teleasistencia, al igual que en cualquier sector, se necesitan ciertas habilidades que el profesional ha de tener para realizar correctamente sus funciones y ofrecer la mejor atención a los usuarios. En este sentido, las capacidades comunicativas y sociales son esenciales para el desempeño del trabajo, destacando los siguientes requisitos: 

  • Capacidad de comunicación: Dialogar es esencial en este trabajo, para ello debemos saber escuchar y saber expresarnos con claridad para que el usuario comprenda en todo momento lo que le decimos y ayudarle adecuadamente. 
  • Calma: Las situaciones a las que se ha de enfrentar el profesional de teleasistencia pueden ser de diversa índole. Independientemente de lo ocurrido, el trabajador ha de mostrarse calmado, acompañar al usuario y transmitirle tranquilidad y resolver la incidencia. 
  • Empatía: En este trabajo es imprescindible entender las necesidades y situación del usuario, ponernos en su lugar nos ayudará a ofrecerle la atención que precisa. 
  • Capacidad de gestión: Además de atender la emergencia, el teleoperador ha de valorar la situación y coordinar a los servicios necesarios para solucionar el problema. Esto requiere tener una alta capacidad de gestionar las incidencias y ser resolutivo y rápido, reduciendo al máximo los tiempos de espera. 
  • Formación: La formación es esencial para seguir aprendiendo día a día y también para especializarse en este sector. 

Dónde trabajar en teleasistencia

La teleasistencia es un servicio esencial para la correcta atención y cuidado de nuestros mayores que requiere de un gran compromiso y profesionalidad. Si estás deseando comenzar o seguir tu carrera en este sector, puedes inscribirte en nuestro portal de empleo y trabajar en teleasistencia con nosotros.

Infórmate ahora