Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

Qué es la estimulación cognitiva

23/05/2022

Hombre mayor haciendo un puzle con forma de cabeza, un ejemplo de ejercicio de estimulación cognitiva

A parte de la actividad física y la buena alimentación, el ejercicio cognitivo es otro de los pilares del envejecimiento activo. Al igual que pasa con las funciones motrices, no entrenar el cerebro puede acelerar el deterioro de las capacidades cognitivas, lo que aumenta el riesgo de sufrir algún trastorno mental frecuente en la tercera edad, como la demencia, el alzhéimer o el párkinson.

No obstante, existen una serie de acciones que pueden ayudar a prevenir o ralentizar ciertas enfermedades neurodegenerativas, las cuales forman parte de lo que es la estimulación cognitiva. En este artículo te mostramos los beneficios de ejercitar el cerebro y algunos ejercicios cognitivos para adultos mayores que pueden ayudarles a tener una mejor calidad de vida.

Beneficios de la estimulación cognitiva

Un correcto funcionamiento de las capacidades cognitivas es esencial para procesos vitales tan importantes como pensar, recordar, realizar movimientos y hablar, entre otros. Por este motivo, el deterioro cognitivo puede conllevar las siguientes consecuencias:

  • Pérdida de memoria.
  • Problemas de coordinación.
  • Alteraciones del habla.
  • Desorientación y confusión.
  • Explosiones emocionales, cambios repentinos de carácter.

Aunque los problemas cognitivos son frecuentes en personas mayores, la edad no es el único factor que puede alterar las funciones neurológicas. De hecho, los buenos hábitos propios del envejecimiento saludable pueden ser mucho más determinantes para la salud mental que la reducción natural de las capacidades con el paso de los años, la genética u otros factores inevitables.

En este sentido, la estimulación cognitiva es clave para el bienestar y calidad de vida en la tercera edad, ya que son muchos los beneficios de ejercitar el cerebro para las personas mayores, entre los que destacamos:

  • Prevención de enfermedades neurodegenerativas.
  • Optimización del rendimiento cognitivo y funcional.
  • Retraso de la aparición o evolución del deterioro cognitivo.
  • Incremento de la autoestima y del estado de ánimo.
  • Conservación de la autonomía e independencia.
  • Disminución de afecciones psicológicas, como la ansiedad y el estrés.
  • Fomento de las relaciones sociales.

Todos estos beneficios muestran lo importante que es la estimulación cognitiva en la tercera edad para ayudar a mejorar la salud mental, pero también la física y la emocional.

CUIDEO

Tipos de ejercicios y actividades de estimulación cognitiva

Para empezar, debemos diferenciar entre los ejercicios de estimulación y los de rehabilitación cognitiva. En primer lugar, las actividades de estimulación del cerebro están enfocadas en mantener la mente activa y entrenar los procesos cognitivos, mientras que los ejercicios de rehabilitación buscan la recuperación de las capacidades metales de aquellas personas que padecen algún trastorno neurológico.

Además, los ejercicios de rehabilitación dependerán del tipo de enfermedad y de la fase de deterioro que padece el mayor. Por este motivo, este tipo de terapias deben ser pautadas por un profesional o especialista médico que, mediante un diagnóstico, determine los ejercicios más adecuados para la condición del paciente.

Sin embargo, los ejercicios de estimulación son más genéricos y muy recomendables, tanto si hay deterioro como si no. Asimismo, son varios los aspectos que se pueden trabajar mediante las actividades para el desarrollo cognitivo de las personas mayores, por ejemplo:

  • Concentración.
  • Memoria.
  • Comunicación.
  • Razonamiento.
  • Orientación.

A continuación, te dejamos algunos ejemplos de ejercicios cognitivos para ayudar a las personas mayores a mantener la mente activa, reforzar la memoria y mejorar el rendimiento de sus capacidades, entre otras utilidades.

Ejercicios mentales y de memoria para personas mayores

De la misma forma que una rutina de actividad física para personas mayores, los ejercicios mentales y de memoria deben realizarse de forma diaria para mejorar la agilidad mental y mantener el cerebro en forma.

Como hemos mencionado, cualquier ejercicio que sirve para la estimulación cognitiva es beneficioso para las personas mayores, incluso si no sufren ningún deterioro ni trastorno neurológico. No obstante, es importante tener en cuenta tres cuestiones antes de elegir las actividades de estimulación mental: el área a trabajar, la dificultad y el objetivo.

En primer lugar, lo más recomendable es empezar con ejercicios sencillos y aumentar la dificultad gradualmente. También, se debe conocer las aptitudes mentales que se quieren mejorar o conservar, por ejemplo, el razonamiento, la comunicación o la memoria, entre otras. Y, por último, los ejercicios cognitivos pueden estar enfocados a una determinada finalidad, como retrasar el deterioro cognitivo, conservar las capacidades o, simplemente, como pasatiempo.

Respecto a dónde podemos sacar este tipo de actividades, son muchos los sitios web que cuentan con cuadernillos para adultos mayores preparados con una gran variedad de ejercicios para estimular los distintos procesos cognitivos. Asimismo, hay ejercicios que mezclan la actividad física y la mental, como la meditación y el yoga, dos opciones muy completas con numerosos beneficios para el sistema motriz y que, además, ayudan a reducir el riesgo de pérdida de memoria.

A parte de las opciones anteriores, servicios como la teleasistencia ofrecen talleres y actividades de ocio para fomentar el envejecimiento activo entre sus usuarios, en los que se incluyen programas de estimulación cognitiva para adultos mayores.

Lectura y escritura

Más allá de los ejercicios para entrenar la mente y la memoria, hay una serie de actividades que, además de estimular el cerebro, son entretenidas. Entre estas, leer y escribir son pasatiempos relajantes y muy beneficiosos para la calidad de vida en la tercera edad, no solo porque mantienen activa la mente, también porque fomentan la creatividad y la sensación de bienestar.

Actividades sensoriales

Otro tipo de ejercicios cognitivos para personas mayores muy recomendables son aquellos que entrenan la capacidad para percibir a través de los sentidos. Asimismo, las actividades sensoriales también permiten mantener al mayor conectado con el medio que le rodea e, incluso, adaptar su estado de ánimo.

Por ejemplo, la musicoterapia es un tipo de ejercicio sensorial muy beneficioso para la salud metal en la tercera edad, además de para la salud física y emocional. También, hay otras actividades de este tipo enfocadas en el reconocimiento de imágenes, texturas y olores que activan el cerebro y ayudan a mejorar la memoria.

Actividades artísticas

Entre los mitos del envejecimiento que existen, es frecuente escuchar que las personas son menos creativas con el paso de los años. Sin embargo, en muchos casos, la tercera edad es cuando más tiempo se dedica a desarrollar la creatividad.

En este sentido, las actividades artísticas son una parte muy importante de lo que es la estimulación cognitiva, ya que exigen una atención permanente, refuerzan la memoria y favorecen un estado de ánimo positivo, aumentando la autoestima y liberando el estrés.

Hombre mayor pintando en un lienzo un paisaje en Canadá, una actividad artística que ayuda a la estimulación cognitiva
Antes de elegir las actividades, debemos saber qué es la estimulación cognitiva y qué aspectos de esta queremos entrenar.

Destrezas motoras finas

Además de entrenar el cerebro, la estimulación de destrezas motoras finas puede retrasar la aparición de problemas motrices como temblores, rigidez muscular o pérdida de movimiento. Entre este tipo de ejercicios, además de cuadernillos de caligrafía y dibujo, también podemos encontrar aficiones como tejer, bordar, jardinería, crear mandalas, etc.

De hecho, estas actividades pueden ser muy motivadoras y gratificantes para las personas mayores, ya que les hacen sentirse útiles y requieren de mucha atención para realizar bien la tarea. Por eso, es importante que la tarea no sea demasiado complicada para evitar frustraciones.

Lenguaje y aritmética

Principalmente, lo más recomendable a la hora de mejorar aspectos como el lenguaje y la aritmética son los pasatiempos. De hecho, son muchos los juegos de letras y matemáticos que ayudan a estimular el razonamiento y la agilidad mental, al mismo tiempo que son entretenidos.

Dentro de este tipo de pasatiempos los más conocidos son las sopas de letras, los sudokus y los crucigramas.

Juegos de orientación

Con el objetivo de mejorar la atención y el sentido de la orientación, las actividades ideales son aquellas que ayudan a ubicar a la persona en el espacio y tiempo.

Uno de los juegos de orientación más común es el de buscar la pareja, que consiste en tener varias fichas con imágenes emparejadas y darles la vuelta una vez se les ha echado un vistazo. Cuando estén boca abajo, se deben girar de nuevo de dos en dos. Si las dos cartas giradas tienen el mismo dibujo, el jugador guarda las cartas, si no, se vuelven a dar la vuelta.

Además, otros juegos de este tipo pueden ser los dibujos de unir puntos hasta descubrir la imagen oculta, las búsquedas del tesoro con instrucciones sencillas para llegar a un punto mediante un mapa o los puzles, por ejemplo.

A parte de estos juegos, también es posible mejorar la orientación en la tercera edad realizando ciertas tareas cotidianas, como cocinar o poner la mesa. Es decir, también se estimula la mente al realizar un trabajo basado en un ordenar de forma lógica una serie de pasos.

Juegos de mesa

En el caso de los juegos de mesa, además de ser actividades para el desarrollo cognitivo en adultos mayores, también son una gran forma de mejorar las capacidades psicomotrices en la tercera edad. En este sentido, este tipo de juegos aportan numerosos beneficios a la salud física, metal y emocional de las personas mayores, como:

  • Entrenar la agilidad mental y la memoria.
  • Mejorar la capacidad de concentración.
  • Aumentar la destreza física.
  • Promover la cooperación.
  • Fomentar la diversión y las relaciones sociales.
  • Potenciar la comunicación.

Algunos de los juegos de mesa más comunes son el ajedrez, dominó, parchís, cartas y bingo.

CUIDEO

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!