Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Requisitos de la pensión de viudedad

24/06/2020


Pensión por jubilación, por incapacidad permanente, compensatoria… en España existen numerosas prestaciones económicas, algunas más conocidas que otras, que suelen ser verdaderos quebraderos de cabeza para el solicitante.

Conocer los requisitos, los plazos y los trámites a realizar hace que la solicitud sea más sencilla. En este artículo te hablamos sobre la pensión de viudedad y resolvemos las dudas más frecuentes sobre esta prestación.

¿Qué es la pensión de viudedad?

La pensión de viudedad es una prestación económica vitalicia que tiene como objetivo cubrir las necesidades de la unidad familiar cuando el cónyuge fallecido era el único o principal sustentador.

Su objetivo es evitar la desprotección económica de la unidad familiar del fallecido, pero para poder acceder a ella, tanto el fallecido como el cónyuge deben cumplir una serie de requisitos que veremos a continuación.

Requisitos para cobrar la pensión de viudedad

Para poder solicitar la pensión de viudedad, se debe haber estado casada o sido pareja de hecho de la persona fallecida. Sin embargo, y aunque este es el principal requisito para poder acceder a esta ayuda, no es el único requisito que se ha de cumplir.

Tanto el fallecido como el cónyuge han de cumplir una serie de especificaciones.

Requisitos que debe cumplir el fallecido

En el caso del fallecido, los requisitos se corresponden a la situación laboral del fallecido en el momento de la muerte, pudiendo darse varios escenarios posibles:

  • Estar trabajando en el momento de la defunción: Estar dado de alta en la Seguridad Social y contar con un mínimo de 500 días cotizados en los cinco años anteriores a la muerte a excepción de si el fallecimiento se ha producido por accidente, laboral o no, o enfermedad profesional, en cuyo caso no hay mínimo.
  • Estar sin cotizar en el momento del fallecimiento: En este caso se pide como requisito un período de cotización mínimo de 15 años.
  • Ser receptor de alguna prestación: Como el subsidio por incapacidad temporada, maternidad o paternidad o riesgo en el embarazo o durante la lactancia. En este caso se habrá tenido que cumplir la cotización mínima establecida para cada uno de los casos.
  • Ser beneficiario de la pensión de jubilación o incapacidad permanente en el momento de la defunción.
  • Haber sido cesado en su trabajo con derecho a jubilación contributiva y haber fallecido antes de su solicitud.

Requisitos que debe cumplir el cónyuge

También en el caso del cónyuge del fallecido se han de cumplir una serie de requisitos que permitan la percepción de la prestación económica. En este caso se debe poder acreditar:

  • Ser cónyuge del difunto y tener hijos en común: En caso de que el matrimonio no tenga descendencia, el matrimonio ha de haberse celebrado como mínimo un año antes de la defunción.
  • Ser expareja del fallecido, divorciados o separados judicialmente, en el caso de estar recibiendo pensión compensatoria. En este supuesto se exponen dos excepciones:
  • Mujeres que, aun sin recibir pensión compensatoria, puedan demostrar mediante sentencia en firme haber sido víctimas de violencia de género.
  • En aquellos divorcios o separaciones que se hayan producido antes del 01 de enero de 2008 no es necesario que se recibiera pensión compensatoria si no han transcurrido más de 10 años entre la fecha del divorcio o separación y el fallecimiento o siempre y cuando el matrimonio haya durado como mínimo 10 años, haya hijos en común o el solicitante de la pensión de viudedad tenga más de 50 años en el momento de la defunción de la pareja.
  • Ser pareja de hecho del difunto y estando inscrito este enlace en el registro correspondiente como mínimo dos años antes del deceso. En este caso es necesario demostrar al menos cinco años de convivencia y que durante este intervalo de tiempo, ninguno de los miembros de la pareja estaba casado o separado de otra persona.
  • Ser mayor de 65 años y no tener derecho a otra pensión. Desde 01 de enero de 2013 se tiene en cuenta también este supuesto. En este caso se deben acreditar un mínimo de 15 años de matrimonio.

¿Cómo se solicita?

Si se cumplen los requisitos tanto por parte del fallecido como del solicitante, ha de cumplimentarse la solicitud de Prestaciones de Supervivencia. Y esta ha de presentarse junto a la documentación personal y específica que se indica en el modelo, en cualquiera de los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social del Instituto Nacional de la Seguridad Social. Como excepción, los trabajadores del mar han de presentarla en las direcciones provinciales del Instituto Social de la Marina.

Esta prestación económica puede solicitarse en cualquier momento posterior al fallecimiento. Sin embargo, si se solicita después de que se hayan cumplido los 3 meses de la defunción, se abonará con una retroactividad máxima de 3 meses a la fecha de solicitud.

La otorgación de la pensión de viudedad corresponde al Instituto Nacional de la Seguridad Social teniendo este como única excepción a los trabajadores del mar que dependerán de la resolución del Instituto Nacional de la Marina. Si el fallecimiento se debe a un accidente laboral, será la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social los órganos encargados de reconocer el derecho a pensión.

¿Qué cuantía se percibe?

La pensión de viudedad 2020 ha subido un 0,9% con respecto al año anterior en todos los casos. Por ejemplo, una pensión media recibirá 8,9€ más al mes.

Para el cálculo de la cantidad a percibir se tienen en cuenta diferentes supuestos. Y es que, aunque por norma general corresponde el 52% de la base reguladora de lo que percibiría el fallecido, este porcentaje puede aumentar hasta el 60% si el pensionista:

  • Es mayor de 65 años
  • No tiene derecho a ninguna otra pensión
  • No percibe ingresos por trabajo por cuenta propia o ajena
  • No dispone de rentas de capital mobiliario o inmobiliario, ganancias patrimoniales o rentas de actividades económicas que superen los 7.569,00 euros/año.

Además, existen otros escenarios en los que se puede llegar al 70% de la base reguladora que corresponda, si se cumple alguno de los requisitos:

  • El pensionista tiene cargas familiares
  • La pensión es la única o principal fuente de ingresos
  • Los rendimientos anuales del pensionista no superan los 18.539,40

A pesar de que la cuantía se determinará en función de la base reguladora, se establecen los siguientes mínimos:

  • Titular con cargas familiares: 790,65 euros
  • Titular con 65 años o con discapacidad en grado igual o superior al 65%: 683,50 euros
  • Titular con edad entre 60 y 64 años: 639,40 euros
  • Titular con menos de 60 años: 517,72 euros

Preguntas frecuentes

Una vez resueltas las principales dudas sobre la pensión de viudedad, también pueden surgirnos otras sobre los intervalos en el pago, su compatibilidad con otras prestaciones o su duración. A continuación, solucionamos algunas de las más frecuentes:

¿Cada cuánto se cobra?

La pensión de viudedad se recibe mensualmente con dos pagas extras al año (junio y noviembre), a menos que el fallecimiento haya sido por accidente laboral o enfermedad profesional, en cuyo caso se cobraría en 12 pagas prorrateadas.

¿Es compatible con otras pensiones?

En términos generales, la pensión de viudedad es compatible con rentas del trabajo o pensiones de jubilación o incapacidad permanente. Esta prestación solo sería incompatible con otra pensión de viudedad, en cuyo cas debería elegir cuál de las dos quiere percibir.

¿Se cobra hasta el fallecimiento?

La respuesta es sí, siempre y cuando el pensionista no contraiga matrimonio o pareja de hecho con otra persona. En este caso podría mantener la pensión si es mayor de 61 años o con discapacidad del 65%, o si se demuestra que esta prestación es el principal sustento.

Infórmate ahora