Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Púrpura senil. Todo lo que debes saber en personas mayores

11/11/2022

Manos en primer plano de una mujer de la tercera edad.

Cuando llegamos a una determinada edad y nuestra piel no es la misma que cuando éramos jóvenes, es probable que nos salgan pequeñas manchas rojizas-moradas en la piel, conocidas como púrpura senil

Aunque estas manchas no están relacionadas con problemas de circulación, es importante tenerlas en cuenta y saber el motivo de su aparición en la piel para así tratarlas correctamente.

¿Qué es la púrpura senil? 

La púrpura senil es un trastorno hemorrágico, es decir, se caracteriza por la presencia de hemorragias en los tejidos y suelen aparecer en las manos y brazos. 

Normalmente, afecta a personas mayores cuya piel ha sufrido cierto deterioro por el paso de los años y suelen tener formas indefinidas de color púrpura o rosado. 

CUIDEO

Tipos de púrpura que pueden aparecer

Existen varios tipos de púrpura dependiendo de la causa de su aparición. Estos son:

  • Púrpura de Henöch-Schönlein. Esta clase de púrpura también es conocida como nefropatía y suelen sufrirla los niños, aunque puede aparecer en adultos. Se caracteriza por la inflamación de pequeños vasos sanguíneos que provoca la aparición de manchas rojas en la piel, sobre todo en piernas y glúteos. Además, puede causar dolores en articulaciones o abdomen. 
  • Púrpura trombocitopénica idiopática. En este caso, se trata de una enfermedad autoinmune que se caracteriza por una disminución del número de plaquetas en la sangre. Esto interfiere en el proceso de coagulación y forma pequeños puntos rojos en la piel y sangrado por la nariz
  • Púrpura trombocitopénica trombótica. Se trata de un tipo raro de púrpura que puede llegar a poner en riesgo la vida de la persona que lo sufre. Se caracteriza por el aumento de la agregación plaquetaria, lo que causa la formación de trombos y la ruptura de hematíes. 
  • Púrpura fulminante. Esta clase de púrpura surge, normalmente, en los recién nacidos cuando hay una falta de proteínas en la coagulación. Esto provoca la formación de coágulos en los vasos sanguíneos, lo que deriva en un problema de circulación. Cuando esto sucede, se forman en la piel manchas rojas -que pueden llegar a volverse negras- debido a una infección severa en la sangre. 
  • Púrpura senil. Este tipo de púrpura se caracteriza por la aparición de manchas rojizas-moradas en manos, puños, manos y antebrazos debido a la fragilidad de los vasos sanguíneos de las personas mayores. 

¿Por qué aparece la púrpura senil en personas mayores? 

Si hablamos de las causas de la aparición de la púrpura senil, la principal es el envejecimiento de la piel que, obviamente, llega de la mano del envejecimiento de la persona. 

Con el tiempo, la piel se va afinando y haciéndose más flexible y, por ende, los vasos sanguíneos están más expuestos y dan lugar a esta especie de moratones. 

En otras palabras, la púrpura senil está relacionada con los cambios degenerativos que se producen en la piel. 

Sin embargo, el envejecimiento de nuestra piel es solo un factor más en la ecuación para padecer este trastorno hemorrágico. Te explicamos más causas de la púrpura senil. 

Causas de la púrpura senil

Aunque la causa principal de la púrpura senil en el propio deterioro de la piel -por edad, exposición al sol, etc-, existen otros factores que pueden provocar su aparición como son: 

  • El consumo de ciertas drogas, como los esteroides. 
  • Enfermedades como el lupus, la artritis reumatoidea o algunos tipos de cáncer como la leucemia. 

Todo esto, hace que nuestra piel se sensibilice y se afine, siendo más propensa a sufrir pequeñas hemorragias y que salgan estas manchas a lo largo de nuestras manos, puños y antebrazos. 

Imágenes manos señor mayor
El cuidado de la piel en los mayores es una de las mayores prevenciones para evitar la aparición de la púrpura senil.

¿Padecerla es un factor de riesgo para las personas mayores?

La respuesta es no. La púrpura senil no tiene consecuencias en el organismo ni está relacionada con problemas de circulación. Sin embargo, es importante vigilarla porque sí puede ser indicio de una patología subyacente. Por ejemplo, puede significar que hay una pérdida de colágeno en la piel y en los huesos.

Formas de tratar la púrpura senil en personas mayores 

En relación al tratamiento de estas pequeñas manchas de la piel, lo cierto es que suelen desaparecer sin necesitar ayuda adicional, se van como han venido.

Esto no quiere decir que no haya excepciones. En pacientes con una piel extremadamente fina, pueden llegar a producirse cortes o lesiones externas. Sin embargo, pueden tratarse como cualquier otra lesión en la piel. 

Dicho esto, cuando a una persona mayor se le diagnostica la púrpura senil es importante que siga unas pautas de cuidado para evitar que vaya a más:

  • Procurar no darse golpes para que no se produzcan hematomas o lesiones en la piel.
  • Protegerse de la luz del sol con prendas de manga larga que cubran las manchas y usar crema solar. Aunque existen muchos estudios acerca de cómo elegir el protector solar más adecuado, todos parecen coincidir en la necesidad de que tenga un factor de protector solar de 30 o superior. 
  • Hidratar la piel con cremas para evitar su cuarteamiento y sensibilidad. 

Por supuesto, una buena alimentación y practicar cualquier tipo deporte también ayudarán a que la piel se encuentre en un mejor estado y, por lo tanto, que la aparición de la púrpura senil sea mucho más difícil. Además, está demostrado que la toma de suplementos como vitaminas en personas mayores de 80 años tiene grandes beneficios en su salud cutánea y general. 

En definitiva, como hemos podido comprobar a lo largo de este artículo, la aparición de la púrpura senil en personas de la tercera edad es muy común y no conlleva riesgos para la salud. Sin embargo, es importante procurar mantener una vida saludable antes, durante y tras su aparición para frenar su desarrollo y proteger nuestra piel. 

CUIDEO