Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

Funciones del cuidador de adultos mayores

12/08/2022

Mujer mayor con un botón de teleasistencia colgado del cuello paseando del brazo con una cuidadora de ancianos

Debido a que la mayoría de personas mayores desean envejecer en sus hogares, las opciones para cuidar a personas mayores en casa son cada vez más demandadas. Por ejemplo, los cuidados domiciliarios son una de las alternativas a la que más suelen recurrir los familiares de aquellos ancianos que desean permanecer en sus hogares, pero no pueden responsabilizarse de sus cuidados.

De hecho, lo más recomendable suele ser contar con un cuidador para la persona mayor cualificado y con experiencia. Por este motivo, aquí te explicamos cuáles son las funciones del cuidador de adultos mayores, sus obligaciones y las ventajas de contar con la ayuda de estos profesionales.

¿Qué es una cuidadora de ancianos?

Generalmente, las personas cuidadoras en el domicilio son profesionales a las que se recurre cuando una persona mayor requiere de cierta ayuda con las tareas y actividades diarias, pero desea permanecer en el domicilio. En este sentido, el cuidador es responsable del bienestar y la seguridad del anciano a su cargo, además de otra serie de obligaciones que detallaremos más adelante.

Sin embargo, es frecuente pensar que las funciones del cuidador de adultos mayores las puede realizar cualquier persona. Por el contrario, el cuidado de personas en casa ya sea por que sufren una lesión, problemas de movilidad o alguna dificultad común en la tercera edad, es una profesión para la que se necesita experiencia y cualidades específicas, entre ellas:

  • Buena comunicación.
  • Coordinación y planificación.
  • Paciencia.
  • Vocación.
  • Eficacia.
  • Iniciativa.

Asimismo, los cuidadores de ancianos conocen la importancia del autocuidado para prevenir el síndrome del cuidador, es decir, para evitar el desgaste físico y psicológico que genera un trabajo tan exigente. Por todas estas razones, la labor de las personas cuidadoras merece el mismo reconocimiento que el resto de las profesiones.

CUIDEO

Ventajas de los cuidados en casa

Son muchos los beneficios de cuidar a las personas mayores en casa, ya sea mediante los servicios de teleasistencia o los cuidados domiciliarios. De hecho, garantizar la permanencia en el hogar de los ancianos es una de las principales ventajas de estos servicios.

En el caso de los cuidadores, estos ayudan en gran medida a que las personas mayores envejezcan en sus domicilios y aportan los siguientes beneficios:

  • Contar con una atención cercana y profesional.
  • Conservar las rutinas.
  • Mantener las relaciones sociales.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Disfrutar de la comodidad e intimidad del hogar.
  • Favorecer la autonomía e independencia.
  • Repercutir positivamente en la salud física, mental y emocional.

Asimismo, los cuidados en el domicilio se adaptan a cada persona, ya que ofrecen una variedad de soluciones según las necesidades del mayor, como los cuidados por horas, con un horario flexible y personalizable, o los cuidados internos, para una atención y ayuda permanente.

Por otra parte, también existe la opción de combinar los servicios de cuidados a domicilio con la teleasistencia. De esta forma, los mayores pueden permanecer en su hogar, contando con una atención en remoto permanente e inmediata y con la ayuda y compañía de los cuidados a domicilio cuando los necesiten.

Principales funciones de los cuidadores de ancianos

Más allá de la experiencia y las cualidades que se necesitan para cuidar personas mayores, también hay una serie de tareas que un cuidador o cuidadora de ancianos debe llevar a cabo.

De hecho, las funciones del cuidador de adultos mayores abarcan gran parte de su rutina diaria.

Evaluar las necesidades médicas

Como hemos mencionado, las personas cuidadoras en el domicilio son responsables de la salud de los ancianos. En este sentido, estas son algunas de funciones del cuidador de adultos mayores relacionadas con sus necesidades médicas:

  • Llevar un registro de las citas médicas.
  • Evaluar los niveles de dolor.
  • Estar al tanto de la salud del mayor.
  • Hablar regularmente con su médico y otros profesionales de la salud.

A parte de la necesidad de controles médicos frecuentes, también es común en la tercera edad contar con uno o varios tratamientos farmacológicos. Por ello, otra de las funciones de los cuidadores es ayudarles a llevar un registro de sus medicamentos, de forma que no se les olvide ninguna toma, además de vigilar los posibles efectos secundarios y las interacciones entre fármacos y alimentos.

Preparar un plan de atención

Antes de empezar con los cuidados domiciliarios, es necesario elaborar un plan de atención. Según las necesidades y objetivos de la persona mayor, se debe planificar la rutina de cuidados y calcular cuántas horas de atención requiere al día.

No obstante, el plan de atención debe revisarse regularmente, ya que las circunstancias del adulto mayor pueden cambiar. Por lo tanto, es importante valorar la situación del mayor con frecuencia y ajustar los cuidados si algo no funciona o necesita que se cambie.

Ayudar con las necesidades básicas

Igual que cualquier otro grupo de edad, cada persona mayor cuenta con unas características y un estado de salud diferentes. Por este motivo, los cuidados domiciliarios deben adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Entre las necesidades básicas o actividades de la vida diaria para las que los adultos mayores pueden necesitar de cierta ayuda, se encuentran comer, bañarse, asearse y usar el baño. Respecto a la alimentación, además de comprar los alimentos y ayudar a preparar la comida, también es importante asegurar que el anciano sigue una dieta saludable y equilibrada.

Joven ayudando a cocinar a una mujer mayor
Las funciones del cuidador de adultos mayores se basan en ayudar al anciano en aquellas tareas en las que lo necesite, no en hacerlas por él.

Proporcionar compañía

Aunque estar solo no significa sentirse solo, es frecuente que las personas mayores que viven solas o se encuentran en una situación de aislamiento social sufran de soledad no deseada, un problema que puede causar graves consecuencias para la salud en la tercera edad.

Generalmente, el mejor remedio para la soledad es la compañía, una de las características más esenciales de los servicios de cuidados domiciliarios. De hecho, entre el cuidador y el mayor puede formarse un vínculo de cariño y confianza que no solo evita los sentimientos de soledad, también aumenta la autoestima y el bienestar de ambos.

Ayudar con el mantenimiento de la casa

Aunque no se debe confundir a un cuidador o cuidadora de personas mayores con un empleado del hogar, existen ciertas tareas básicas del hogar para las que el adulto de edad avanzada puede requerir de cierta ayuda, como sacar la basura, lavar los platos o usar la aspiradora.

Otra de las funciones del cuidador de adultos mayores es garantizar que el domicilio es seguro y está adaptado a sus necesidades. Para ello, son fundamentales las siguientes medidas, sobre todo si el mayor tiene algún problema de movilidad:

  • Evitar que haya objetos en zonas de paso.
  • Colocar herramientas de apoyo y alfombrillas antideslizantes en el baño.
  • Asegurar las escaleras, instalar pasamanos y no poner alfombras.
  • Contar con una buena iluminación en todas las habitaciones y pasillos.

Ayudar con el traslado y la movilidad

Así como es importante que los cuidadores proporcionen compañía, por ejemplo, si el mayor tiene que ir al centro de salud, a hacer algún trámite administrativo o a pasear, también es su tarea tomar las medidas necesarias para garantizar su seguridad, tanto fuera como dentro de casa.

Por ejemplo, el cuidador o cuidadora debe saber cómo levantar y desplazar a una persona en silla de ruedas de un sitio a otro sin riesgo de que sufra una caída o se haga daño. En el caso de adultos mayores que sufren una pérdida de movilidad grave o, incluso, no se pueden mover en absoluto, lo más recomendable es contar con cuidadores capacitados para realizar terapias de rehabilitación y/o que tienen experiencia cuidando de pacientes en un estado inmóvil.

Necesidades, responsabilidades y obligaciones de los cuidadores

Al igual que la teleasistencia, los cuidados domiciliarios ofrecen una atención personalizada según la situación y necesidades de cada uno de sus usuarios. Por este motivo, las responsabilidades y obligaciones de los cuidadores de personas mayores son muy variadas.

No obstante, existen una serie de límites que las personas cuidadoras no deben traspasar y que van más allá de sus obligaciones. Estas son:

  1. No son empleados del hogar, las funciones del cuidador de adultos mayores están limitadas a la asistencia a las personas.
  2. Los asuntos personales del paciente o de sus familiares están fuera de sus responsabilidades.
  3. Solo debe cuidar a la persona mayor y no atender a otros miembros de la familia.
  4. Nunca tomar decisiones importantes en nombre de la persona a su cargo.

Aunque los cuidadores deben ser capaces de adaptarse a los cambios, variando sus responsabilidades, antes de comenzar con la relación laboral, es importante aclarar con el mayor y/o la familia los términos del contrato y las obligaciones laborales que conllevará el cuidado.

Conclusión

En resumen, el cuidado domiciliario aporta numerosos beneficios para los ancianos y sus familiares, pero también es un trabajo que requiere una gran implicación y que debe valorarse. De hecho, propiciar un entorno de trabajo agradable y respetuoso resulta muy positivo tanto para los cuidadores como para la familia.

En este sentido, aunque el cuidado domiciliario exige una serie de cualidades técnicas, la empatía es lo más importante en los cuidadores de personas mayores. Por este motivo, es fundamental favorecer el bienestar de los trabajadores para prevenir problemas psicológicos que puedan repercutir en la eficacia de los cuidados.

CUIDEO

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!