Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

El mejor perro para una persona mayor

14/12/2021

Cachorro de cocker spaniel tumbado en la hierba con un juguete de morder en la boca

La compañía de un animal aporta numerosos beneficios a cualquier edad, ya que mejora nuestro estado de ánimo, nos mantienen activos y fomentan la socialización, entre muchos otros aspectos.

No obstante, tener una mascota es aún más recomendable para las personas mayores por la vitalidad y compañía que aporta el convivir con un animal, entre otros beneficios.

En el siguiente artículo vamos a mostrar qué rasgos debemos tener en cuenta para elegir al mejor perro para una persona mayor, teniendo en cuenta su salud y condición física.

¿Por qué una persona mayor debe tener un perro?

En la tercera edad es frecuente sufrir una serie de alteraciones en el estilo de vida que pueden conllevar el agravamiento de la salud física, mental y emocional. Para empezar, con el paso de los años se dan situaciones que suponen un gran cambio en nuestras vidas, como el fin de la etapa laboral, la pérdida de seres queridos, los prejuicios que existen sobre el envejecimiento o la presencia de enfermedades, entre otras.

Todas estas circunstancias aumentan el riesgo de las personas mayores de aislarse y sentirse solas, es decir, de padecer soledad no deseada. Entre las consecuencias del aislamiento social en la tercera edad, podemos encontrar una posibilidad mayor de sufrir enfermedades cardiacas, deterioro cognitivo, depresión, demencia senil y pérdida de autonomía.

Por este motivo, es fundamental prevenir y combatir la soledad en adultos mayores, para lo que la mejor medicina es la compañía. En este sentido, es más difícil sentirnos solos cuando estamos acompañados por nuestra familia y amigos o realizamos alguna actividad sociocultural en grupo, por ejemplo.

Sin embargo, no siempre es posible tener compañía, sobre todo, si vivimos solos. En estos casos, las mascotas son una gran opción para combatir la soledad en la tercera edad.

Concretamente, los perros son uno de los animales más recomendables en la tercera edad. En este sentido, no solo son el mejor amigo del hombre y, por tanto, una excelente compañía, convivir con un perro también aporta numerosos beneficios para la salud mental y física de las personas mayores, entre ellos:

  • Reducir el estrés.
  • Fomentar la sociabilización.
  • Prevenir la depresión.
  • Disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Evitar o ralentizar el deterioro cognitivo.
  • Aumentar el ejercicio físico.
  • Potenciar la vitalidad y autoestima.

Asimismo, hacernos cargo de un ser vivo supone crear una nueva rutina, lo que es especialmente beneficioso para aquellas personas que tras la jubilación no saben qué hacer con el tiempo libre que supone el fin de su vida laboral.

No obstante, si vamos a ser responsables del cuidado de un perro, debemos sopesar si cumplimos con los siguientes criterios:

  • No tener alergia al pelo del perro.
  • Disponer de suficientes recursos para el mantenimiento del animal, es decir, para la comida, productos de higiene, vacunas, visitas al veterinario, etc.
  • Vivir en una zona cerca de algún parque u otro espacio donde se pueda pasear con el perro.
  • Contar con la suficiente capacidad de movilidad para realizar varios paseos al día.

En el caso de no contar con estos requisitos, también podemos disfrutar de la compañía de un amigo peludo en las sesiones de terapia con animales para la tercera edad que se suelen realizar en centros de día y residencias.

CUIDEO

¿Qué rasgos buscar en perros para personas mayores?

Elegir a un animal de compañía para una persona mayor no es una decisión que tomar a la ligera. En este sentido, es importante que tengamos en cuenta los siguientes aspectos para que tener un perro en la tercera edad sea lo más beneficioso posible:

  • Demandas de actividad: lo ideal para las personas mayores es tener un perro que no necesite quemar mucha energía, es decir, que sea suficiente con algunos paseos cortos al día.
  • Temperamento: además de que no necesiten mucha actividad diaria, también es recomendable que el perro para una persona mayor tenga un carácter tranquilo, sociable y dócil, para que el cuidador no necesite mucho esfuerzo en su cuidado y educación.
  • Hábitos de limpieza: es recomendable que los requisitos de higiene de los perros para personas mayores sean mínimos, ya que asear a un perro puede ser una actividad muy para ciertos adultos de edad avanzada.
  • Tamaño y edad: un perro de gran tamaño y joven es un riesgo para las personas mayores, debido a que su fuerza puede provocarles una caída.
  • Adiestramiento: la mejor opción para una persona mayor es buscar un perro fácil de adiestrar o que ya haya sido educado con órdenes básicas (ven, quieto, sienta, etc.) y, sobre todo, que no tire de la correa al pasear.

En resumen, el mejor perro para una persona mayor debe, principalmente, ser mayor de tres años, tranquilo, sociable y haber sido mínimamente adiestrado.

Cuáles Son Las Mejores Razas De Perros Para Personas Mayores

Una vez sabemos cuáles son las características para decidir cuál es el mejor perro para una persona mayor, lo siguiente es conocer cuáles son las razas que cumplen con esos rasgos.

Por este motivo, te dejamos a continuación un listado de nueve perros de diferentes tamaños, temperamentos, necesidades de cuidado, pelajes, etc.

Persona mayor paseando con un bastón por la playa acompañado por su perro
Aunque el tamaño, la fuerza y el peso es importante para elegir al mejor perro para una persona mayor, con educación cualquier raza puede adaptarse a nuestras necesidades.

Bichón Frisé

En primer lugar, si buscas un perro ideal por su temperamento, el Bichón Frisé es conocido por ser una raza estable y cariñosa. De hecho, es frecuente que las sesiones de terapia con animales para la tercera edad cuenten con estos pequeños perros de pelaje esponjoso.

Respecto a los cuidados, es precisamente por su pelo blanco, sedoso y rizado que el Bichón Frisé requiere de cepillados diarios e, incluso, alguna visita al peluquero de vez en cuando.

También es importante, para evitar problemas en la vista del perro, limpiarle las legañas diariamente y cortar el exceso de pelo de la zona de los ojos cada poco tiempo.

Cavalier King Charles Spaniel

Otra raza de perro pequeño es el Cavalier King Charles Spaniel. Respecto a su carácter, estos perros son cariñosos, alegres y juguetones, aunque también tienen son tranquilos, por lo que es una buena opción si vivimos en un piso.

Al igual que el Bichón Frisé, los cuidados de esta raza se basan en cepillar su pelaje con frecuencia y limpiar el área de los ojos con delicadeza.

Caniche

En el caso de los caniches, estos pueden ser de varios tamaños y se adaptan fácilmente a cualquier estilo de vida, ya sea una activa o tranquila, lo que significa que es una opción sea cual sea la condición de la persona mayor.

Asimismo, los caniches se caracterizan por ser dóciles, amigables, inteligentes y limpios, ya que apenas sueltan pelo.

Todo esto los convierte en uno de los mejores perros para una persona mayor.

Schnauzer

Al igual que los caniches, el Schnauzer puede ser de varios tamaños, pequeños, grandes o, incluso, gigantes. Debido a su inteligencia, son fáciles de adiestrar y, además, tienen un temperamento tranquilo, dócil y cariñoso.

Otra de las características de los Schnauzer es que son unos excelentes perros guardianes que detectan cuando algo se sale de lo común y dan la voz de alarma. No obstante, hay que tener en cuenta que es una raza con una necesidad constante de ejercicio físico.

Labrador

Una de las razas más conocidas, el labrador es muy popular en todo el mundo debido a su inteligencia y capacidad para adaptarse en múltiples campos, por ejemplo, como perros policía o guías para personas con discapacidad visual. Además, su carácter noble y amigable los convierte en una gran compañía.

Respecto a la higiene, para mantener limpio a un labrador, es suficiente con un cepillado a la semana y una ducha al mes. Aunque no necesitan un aseo muy exigente, si que son perros que requieren de una gran cantidad de actividad física y que tienen un gran apetito.

Por este motivo, si queremos tener un labrador en la tercera edad debemos tener en cuenta que necesita una estimulación frecuente con juegos y ejercicios, además de que debemos vigilar que no ingiera nada peligroso en casa o durante el paseo.

No obstante, con paciencia y un buen adiestramiento, los labradores pueden ser perros obedientes y mansos, ideales a para una persona mayor que tiene una buena condición física para sacarlos a pasear con frecuencia.

Pug

Los Pug son una raza de perros pequeños y tranquilos que no necesitan quemar mucha energía. Sin embargo, hay que tener cuidado con su salud, ya que suelen padecer de obesidad y disnea, es decir, dificultad para respirar.

En cuanto a su carácter, los Pug son juguetones y cariñosos, aunque suelen desconfiar de los extraños.

West Highland Terrier

Por lo general, los West Highland Terriers son inteligentes, tranquilos y no cuentan con una gran necesidad de ejercicio. En cuanto a su pelaje, es bastante corto y resistente, lo que hace que la suciedad se desprenda fácilmente.

Además de ser unos perros fáciles de mantener, los West Highland Terriers también son buenos vigilantes que ladran en señal de alarma para defender su hogar y familia.

Golden Retriever

Al igual que en el caso de los labradores, los Golden Retriever son una raza de perros grandes, de carácter afectuoso y que no requieren de grandes cuidados en cuanto a higiene.

Asimismo, es importante que la persona mayor que quiera tener uno de estos perros se encuentre en un buen estado físico. En primer lugar, porque esta raza necesita salir a la calle al menos tres veces al día y, en segundo lugar, porque son perros con fuerza que pueden dar un tirón repentino al encontrarse con un estímulo por la calle.

Aunque, en general, los Golden Retriever son tranquilos, obedientes y se adaptan rápidamente al estilo de vida de sus dueños.

Bichón Maltés

Por último, aunque el Bichón Maltés es muy inteligente, vivaz y cariñoso, lo que lo convierte en uno de los mejores perros para personas mayores es su instinto protector.

Asimismo, los malteses son muy activos, aunque pueden ejercitarse en cualquier lugar gracias a su pequeño tamaño. Por ejemplo, podemos tener algún hueso o juguete para morder que frene su exceso de energía mientras están en casa. Aun así, es importante sacarlos a pasear al menos 3 veces al día.

También es importante tener en cuenta los cuidados de higiene del Bichón Maltés, ya que necesita una rutina de aseo con cepillados diarios y limpieza en profundidad de la zona de los ojos y del hocico. De hecho, con una limpieza regular se puede considerar una raza hipoalergénica por el poco pelo que sueltan.

CUIDEO

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!