Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Cómo tratar a personas mayores con alzhéimer

28/08/2020

El diagnóstico del alzhéimer es complicado por lo que es muy importante fijarse en cualquier indicio. Un tratamiento temprano mejorará no solo el avance de la enfermedad sino también la calidad de vida del enfermo.

Para un mejor cuidado del mayor también es fundamental entender las distintas fases del alzhéimer y entender los cambios que este va a producir en el mayor. En este artículo, además, os damos algunos consejos sobre cómo tratar a personas mayores con alzhéimer y lidiar con algunos de los comportamientos más habituales.

Etapas del alzhéimer

Los cambios que produce la enfermedad en nuestro cerebro se inician unos años antes de la aparición de los primeros signos, conociéndose esto como alzhéimer preclínico. Una vez detectadas las primeras señales y habiéndose diagnosticado ya la enfermedad, en esta se diferencian tres etapas que, dependiendo del paciente, variarán en tiempo y forma. 

Identificarlas y conoces las señales será fundamental para saber cómo tratar a personas mayores con alzhéimer dependiendo de la fase en la que esté la enfermedad. 

Etapa leve del alzhéimer

En la etapa más temprana de la enfermedad, el paciente puede seguir realizando su vida normal, pero comenzarán a aparecer los primeros signos, con pérdidas de memoria y dificultades en la concentración. El entorno del enfermo puede detectar que olvida nombres, que le cuesta encontrar las palabras para expresarse o que pierde objetos.

A consecuencia de esta situación el paciente puede presentar cambios bruscos en el carácter. 

Etapa moderada del alzhéimer

Esta fase suele ser la más duradera. Las células nerviosas del cerebro se ven más afectadas dando lugar a problemas más graves como la dificultad en la realización de tareas cotidianas o la desorientación.

En esta etapa además se agravan los problemas de memoria y el enfermo tendrá serias dificultades para recordar nombres, fechas, palabras o cualquier otra información diaria. Recordará hechos pasados, aunque no los ubicará correctamente en el tiempo, pero no datos o hecho que acaban de ocurrir. Es también aquí cuando el paciente presentará cambios en la personalidad más bruscos pudiendo mostrarse irritable o retraído.

Es importante ofrecer atención y ayuda al enfermo en esta fase ya que puede perderse o realizar alguna acción que puede ser peligrosa para él y su entorno como dejarse encendido el gas o no apagar un cigarrillo. 

Etapa severa del alzhéimer

En la etapa final de la enfermedad el paciente requiere atención constante ya que este no puede valerse por sí mismo. La pérdida de memoria afecta ya a hechos pasados y recientes, no reconoce a las personas y pierde la capacidad de comunicarse de forma coherente. Tiene dificultades para levantarse, masticar o tragar y en muchas ocasiones el enfermo queda postrado en la cama.

¿Cómo aprender sobre la enfermedad de alzhéimer?

A pesar de que el alzhéimer es una de las patologías más habituales en la tercera edad, afectando a más de 1,2 millones de personas solo en España, existe un gran desconocimiento sobre la enfermedad.

Esta falta de información es en muchos casos el mayor problema al que se enfrentan los familiares, sin saber muy bien a qué atenerse o cómo tratar a personas mayores con alzhéimer. Sin embargo, existen numerosas formas de conocer más información sobre la enfermedad:

  • Habla con tu médico o un especialista en esta enfermedad para que te informe y te dé recursos informativos.
  • Accede a la amplia biblioteca de recursos que hay disponibles en internet. En la red existe información ampliada y detallada sobre esta patología, ofreciendo vídeos, libros y otros recursos que te serán de gran ayuda
  • Apóyate en familiares y amigos, estos además podrán aconsejarle
  • Busca grupos de apoyo o acude a talleres informativos. Además de saber más sobre la enfermedad podrás conocer a gente en tu misma situación
Conocer más sobre la enfermedad te permitirá saber cómo tratar a personas mayores con alzhéimer

Consejos para ayudar a una persona con alzhéimer a expresarse

La dificultad a la hora de expresarse es uno de los problemas que se van agudizando a medida que la enfermedad avanza. Los olvidos puntuales de alguna palabra de la fase más temprana irán evolucionando a una dificultad cada vez mayor para comunicarse y es algo a tener en cuenta a la hora de aprender cómo tratar a personas mayores con alzhéimer.

Para facilitar esta comunicación, debemos intentar facilitarle la labor al enfermo con preguntas claras y que no requieren contestaciones complejas, intentando ofrecerle siempre respuestas acotadas. Además, servirnos de la comunicación no verbal como señalar objetos, favorecerá el entendimiento.

Dificultades de comprensión

En la fase más temprana de alzhéimer, el enfermo puede confundir algunas palabras o tener problemas para mantener la concentración, pero mantiene su capacidad de expresarse y comprender lo que le decimos. Sin embargo, a medida que la enfermedad avanza, este va perdiendo la capacidad de comunicarse.

La memoria semántica se ve dañada, también la concentración y la capacidad de asimilar la información recibida. Esto hará que le cueste más expresarse de forma natural y también entender lo que le intentamos transmitir.

¿Cómo facilitar la comprensión?

La barrera de la comunicación es un obstáculo difícil de sortear, especialmente en las etapas más avanzadas de la enfermedad. Sin embargo, existen pequeñas acciones que podemos realizar para mejorar la comprensión de nuestros mensajes.

En primer lugar, debemos de asegurarnos que el enfermo está prestándonos atención, para ello es importante establecer contacto visual y acompañarlo con algún tipo de contacto físico, como cogerle la mano. También es fundamental evitar distracciones como la radio o el televisor y tratarle de forma amable, tener paciencia y hacerle partícipe de la conversación.

A la hora de hablarle, debemos acortar las frases y expresarnos con mensajes breves y claros utilizando un lenguaje sencillo. Además, podemos acompañar nuestra expresión verbal con comunicación no verbal para trasladar mejor lo que queremos decir.

¿Cómo dirigir comportamientos problemáticos?

Uno de los grandes problemas a la hora de tratar a personas mayores con alzhéimer son los cambios de personalidad y comportamiento que en él se producen. Lo más importante es mantener la calma, entender que es debido a la enfermedad y consultar con el médico ante cualquier duda.

A continuación, exponemos algunos de los comportamientos más habituales y algunos consejos para que sepas cómo tratar à personas mayores con alzhéimer que presenten este tipo de conductas.

Deambulación errante

Caminar, aparentemente, sin rumbo fijo, es algo habitual en personas con alzhéimer. Este hábito sin embargo puede hacer que el mayor se pierda. Para evitarlo puedes optar por algún dispositivo de teleasistencia móvil con localización GPS que te permita, en caso de que el enfermo se desoriente, localizarle y poner en marcha la atención necesaria.

Para evitarlo, también podemos realizar ejercicio físico con el enfermo para aliviar esa necesidad de movimiento o cerrar las puertas del domicilio para evitar que salga sin supervisión y corra el riesgo de desorientarse. 

Incontinencia

En la etapa más avanzada de la enfermedad, el mayor presentará problemas para controlar sus esfínteres o incluso no recuerde donde esté el baño. Para ayudarle, podemos colocar indicadores en la puerta del servicio, establecer horarios para ir al baño y recordarle que se hidrate convenientemente y con frecuencia.

Agitación

La irritabilidad, el insomnio y agresiones físicas o verbales forman parte del estado de agitación que puede sufrir un enfermo de alzhéimer; especialmente por la pérdida de control y de autonomía que el mayor comienza a padecer.

Para evitar o aliviar este estado, debemos evitar cualquier tipo de estímulo excesivo, así como las bebidas energéticas. Establecer rutinas y concederle independencia para aquellas actividades en las que sea autónoma, así como tratarle con gestos de cariño y hablarle amablemente también nos ayudarán a controlar esta situación.

Repetición de acciones o palabras (perseveración)

Volver a preguntar lo mismo que hace un momento o realizar una actividad que ya se había ejecutado inmediatamente antes es algo habitual en enfermos de alzhéimer.

Este tipo de comportamiento no tiene ningún tipo de efecto sobre su salud y lo mejor que podemos hacer es ignorarlo y tratar de fijar su concentración en otra tarea. Así, en el caso de que el enfermo nos pregunte lo mismo varias veces, debemos hacer como si fuese la primera vez.

Paranoia

En la enfermedad de Alzheimer, el paciente en ocasiones desarrolla desconfianza y puede llegar a hacer acusaciones. Debemos entender que esto es fruto de la patología y que para el mayor no son fruto de su imaginación sino reales por lo que es importante no contradecirle.

Por el contrario, debemos trasladar a todo su entorno que este tipo de paranoia es algo generado por la demencia, tratarle de forma cariñosa o ayudarle a encontrar aquellos objetos que ha perdido y que él atribuye su ausencia a un robo, por ejemplo.

Insomnio y síndrome del ocaso

La sensación de desorientación e inquietud que los enfermos padecen durante el día aumenta durante la noche. Esto produce cambios en su sueño y dificulta el descanso correcto del mayor.

Para reducir el insomnio, es importante mantener al paciente activo durante el día, evitar alimentos azucaradas o bebidas con cafeína y realizar una buena higiene del sueño (cuidar la iluminación de la estancia, tratar de dormir siempre a la misma hora…).

Alimentación

Las personas que sufren alzhéimer llegan, en las fases más avanzadas de la enfermedad, a olvidar comer y beber por lo que es importante realizar un seguimiento y comprobar que siguen una alimentación e hidratación adecuadas.

Para ello, debemos establecer un horario de comidas y hacer que este sea un momento especial, sentándonos a comer con el enfermo y haciendo que sea una experiencia agradable para él. Si el alzhéimer está muy avanzado y el mayor presenta problemas para masticar y tragar, debemos triturar la comida y dársela despacio.

Aseo personal

En las fases más avanzadas, el enfermo de alzhéimer olvidará asearse correctamente o no podrá valerse por sí mismo. En este aspecto debemos ayudarle y prestarle atención, pero entendiendo que la higiene personal es normalmente un acto privado y, sobre todo si el mayor es una persona reservada, que otra persona lo ayude puede hacer que se sienta incómodo.

Por eso, no lo dejes solo en ningún momento, pero respeta su intimidad, trata de seguir las rutinas que sabes que le gustan, propicia un ambiente cálido y agradable y trátalo con amabilidad y delicadeza.

Otras áreas

El enfermo presentará, a medida que el alzhéimer avance, mayores dificultades para realizar tareas del día a día como vestirse, peinarse… Asimismo también tendrá cambios más agudos en su comportamiento con ataques repentinos de ira, alucinaciones…

Ante cualquier cambio en el mayor es importante conservar la calma, nunca discutir con él, tratar de desviar su atención a alguna actividad y hablarle de forma amable acompañándolo con gestos cariñosos. Tenemos que entender que este tipo de comportamiento no es a propósito sino un signo más de la enfermedad.

Referencias

En la actualidad son muchas las organizaciones que centran sus esfuerzos en conocer más sobre esta enfermedad, tratando de avanzar en su diagnóstico y tratamiento para mejorar la calidad de los mayores y de sus familiares.

Si quieres conocer más sobre este tipo de demencia y sobre cómo tratar a personas mayores con alzhéimer, puedes encontrar toda la información en:

Acceso a datos y todo tipo de información sobre la enfermedad, los cuidados a pacientes y los últimos estudios y avances.

Un espacio donde encontrarás artículos interesantes sobre la enfermedad y sus cuidados.

Además de encontrar artículos de interés y otros recursos, esta fundación organiza encuentros y cursos para familiares y cuidadores.

Cuidar a una persona con alzhéimer es una tarea compleja y en ocasiones frustrante. Además, ver cómo nuestro ser querido se va deteriorando y perdiendo sus capacidades es algo difícil de asimilar por lo que apoyarse en nuestro entorno y dedicarnos tiempo a nosotros mismos será crucial. Cuidarnos a nosotros para saber cómo tratar a personas mayores con alzhéimer mejor. 

Infórmate ahora