Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

Cómo vigilar a las personas mayores sin invadir su intimidad

27/05/2020

Según diversos estudios realizados en la última década, la mayoría de las personas mayores de 65 años prefieren seguir viviendo en su hogar a vivir con sus hijos u otro tipo de opciones. Tras esta elección, se esconde una razón fundamental: no quieren perder su autonomía.

Permanecer en su hogar facilita así su independencia y les permite mantener su rutina, dos cuestiones claves para mejorar su ánimo y autoestima. Sin embargo, a partir de los 65 años, el riesgo de sufrir alguna caída o accidente doméstico aumenta de forma exponencial. En consecuencia, se incrementa también la preocupación entre los familiares y la necesidad de saber cómo vigilar a las personas mayores para asegurarnos que no hay ningún problema.

¿Qué podemos hacer para salvaguardar la intimidad y autonomía de los mayores, pero al mismo tiempo velar por su seguridad y tranquilidad? En este artículo lo descubrimos.

¿Cómo vigilar a personas mayores que viven solas?

Cuando el mayor vive solo, es más difícil poder detectar cualquier imprevisto. Sin embargo, es importante que mantenga esa autonomía y que conserve su rutina. Que él mismo haga sus recados, siempre que sea posible, y que alimente sus propios lazos sociales, no solo mejorarán su ánimo sino también su autoestima.

Las llamadas de teléfono y visitas periódicas familiares permitirán vigilar la rutina de las personas mayores al mismo tiempo que fortalecemos los lazos familiares, algo indispensable para evitar la soledad en personas mayores. También su círculo social más cercano, como amigos o vecinos, serán un pilar fundamental para forjar lazos sociales y advertir sobre cualquier problema. Talleres o paseos guiados, son otras opciones que además de ocupar tiempo de ocio y favorecer las relaciones, pueden ayudar en su cuidado.

Por su parte, servicios como la teleasistencia domiciliaria permiten al usuario mantener la autonomía, pero con total seguridad. Un botón conectado las 24 horas a un Centro de Atención de profesionales vela por su bienestar. Si el usuario tiene algún problema, pulsará el botón e indicará la emergencia. Los profesionales además de atenderle se pondrán en contacto con los familiares para informarles. Un servicio que se convierte así en el apoyo perfecto en diferentes situaciones, como vigilar a personas mayores que viven solas.

También es posible vigilar que las personas mayores no sufran ningún accidente o se desorienten cuando salen a pasear solas. Existen en el mercado diferentes dispositivos de teleasistencia móvil a través de los que el mayor puede informar de cualquier emergencia de una forma sencilla y rápida. Algunos de ellos incluyen geolocalización e incluso detector de caídas, para facilitar su atención en caso de accidente.

el servicio de teleasistencia, alternativa para vigilar a personas mayores
Los dispositivos de teleasistencia son una buena forma de vigilar a personas mayores manteniendo su autonomía e independencia

¿Cómo adaptar el hogar para cuidar de personas mayores?

Existen algunas cuestiones que debemos tener en cuenta para saber cómo vigilar a personas mayores, aunque estas puedan valerse perfectamente por sí mismas, para evitar los accidentes domésticos más comunes.

A continuación, te ofrecemos una serie de medidas que nos pueden ayudar a evitarlos o al menos prestar una atención más rápida ante cualquier emergencia que se pueda producir:

  • Establece rutinas: A medida que nos hacemos mayores, somos más sensibles a los cambios. Establecer una rutina, con horarios para cada actividad, hará que los adultos mayores se sientan más seguros.
  • Adapta la casa a sus necesidades: Los accidentes domésticas son el principal problema que se puede producir en el domicilio. Estos pueden originarse por múltiples razones: cables sueltos, suelos resbaladizos, escaleras… Para evitar que estos se produzcan, debemos evitar dejar objetos por el medio, señalizar aquellos lugares que pueden tener algún riesgo e iluminar convenientemente las estancias.
  • Adelántate a posibles emergencias: Pon el teléfono en un lugar de la casa visible y explícale con detalle cómo actuar en caso de emergencia (cómo llamarte, cómo contactar con el servicio de teleasistencia…). De esta forma sabrá en todo momento qué hacer para recibir atención inmediata en caso de accidente.
  • Presta especial atención al baño: El baño es el lugar de la casa en el que se producen el mayor número de accidentes. Utilizar un dispensador de gel en lugar de una pastilla, colocar una barra de apoyo en la ducha o instalar una alfombra antideslizante, son algunas de las medidas fundamentales. Además, si es usuario de teleasistencia, recuérdale que no se quite el colgante o la pulsera de emergencia en la ducha ya que así podrá avisar de cualquier problema.
  • Asegúrate de que tiene unos hábitos saludables: Un punto de especial importancia y a tener en cuenta cuando nos preguntamos cómo vigilar a personas mayores es revisar que siguen una rutina sana para evitar problemas de salud. Para ello, debemos asegurarnos de que mantiene una dieta equilibrada, con horarios establecidos para las comidas; relacionarse con los demás, para evitar el aislamiento social; ocupar el tiempo libre con actividades y mantener un buen cuidado de su higiene personal. También es importante recordarle las citas médicas y la toma de medicamentos.

¿Cómo vigilar a personas mayores dependientes?

Las personas mayores que presentan mayor grado de dependencia requieren de más cuidados. Sin embargo, dentro de las personas que no pueden valerse por sí solas existen diferentes grados y la persona cuidadora ha de intentar, siempre en la medida de lo posible, favorecer su autonomía.

Si una persona necesita ayuda parcial para realizar algunas tareas cotidianas, debemos dejar que las realice porque esto no solo mejorará su autoestima, sino que evitará que el grado de dependencia aumente. La persona cuidadora por lo tanto ha de vigilar al adulto mayor y ayudarle en aquellas acciones en las que no pueda valerse por sí misma, acompañándole siempre que lo necesite.

Además, establecer rutinas y favorecer la comunicación, son algunos de los aspectos imprescindibles para un correcto cuidado de las personas dependientes. Debemos también asegurarnos de que siguen unos hábitos saludables de higiene y alimentación y fomentar las relaciones sociales y el ejercicio físico.

En definitiva, si queremos saber cómo vigilar a nuestros mayores, lo más importante es favorecer la comunicación para entender sus necesidades y respetar siempre su autonomía e intimidad.

Infórmate ahora