Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

¿Se puede contratar a un familiar como cuidador?

Cuando nos hacemos mayores, es habitual buscar una persona que nos cuide y nos ayude en las tareas del día a día. Muchas veces, se plantea que la persona cuidadora sea un familiar por la comodidad y confianza que esto da, pero ¿esto es posible?

En este artículo, te contamos si se puede contratar a un familiar como cuidador.

Introducción a la contratación de un familiar como cuidador 

Los familiares son un apoyo fundamental en la vida de las personas mayores y más cuando se encuentran en una situación de dependencia. Algunos vuelcan su vida en el adulto mayor y se dedican de forma exclusiva a su cuidado.

Esta situación lleva a que muchos de ellos tengan que dejar su empleo y, por tanto, la posibilidad de recibir una prestación económica. Por ese motivo, una gran cantidad de personas mayores deciden contratar a un familiar como su cuidador y darles un salario por ello. Sin embargo, para que esto se pueda producir, se tienen que dar una serie de condiciones.

Senzia

Activa-mente, ofrece a tus padres el regalo de una mente ágil

Calendario
15 días de prueba Si no te convence te devolvemos el dinero
Quiero más información

Normativas y regulaciones relacionadas

La población mundial está envejeciendo. Según datos del informe "Perspectivas de la población mundial 2019", en 2050, una de cada seis personas en el mundo tendrá más de 65 años. Es en este contexto donde el cuidado de las personas mayores se vuelve todo un reto vital al ser más necesario que nunca por el aumento de los adultos mayores que necesitan ayuda en su día a día.

Por eso, para asegurar que los adultos mayores se encuentren en las mejores manos, es necesario que el cuidado de las personas mayores esté regulado en una serie de leyes.

Legislación laboral y seguridad social

Todo lo relacionado con los empleados del hogar y las personas cuidadoras está recogido en el Régimen General de la Seguridad Social. En concreto, en el Sistema Especial de Empleados de Hogar.

Este es un sistema que da cobertura a los trabajadores y las personas que dan empleo en el ámbito doméstico. En él están todos los derechos y obligaciones de ambos y sus particularidades.

Regulaciones específicas para el cuidado de familiares

Las personas que cuidan a un familiar lo hacen con dedicación y cariño pero es, a su vez, una ardua tarea que en muchas ocasiones recae sobre una sola persona con los cambios y la presión que esto genera. Por este motivo, existen leyes que regulan el cuidado de las personas mayores. Una de ellas es la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia en la que se reconoce, entre otras cosas, el derecho de recibir una paga por cuidar a un familiar.

Requisitos y limitaciones legales

Ya sabemos que se puede contratar a un familiar como cuidador para así permitirle vivir de forma exclusiva de ello. Sin embargo, no todo el mundo puede acogerse a esta posibilidad. Existen una serie de requisitos:

Existen una serie de casos –si el familiar es trabajador autónomo o trabaja en una empresa de servicios de atención domiciliaria- en los que estos requisitos no tienen validez. Te lo explicamos más adelante.

Además, los cuidadores familiares tienen los mismos derechos y obligaciones que un cuidador sin vínculos familiares con la persona dependiente. Esto significa que se debe respetar los contratos establecidos para estos casos: el Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Opciones de contratación para cuidar a un familiar

Elegir un cuidado óptimo para nuestros mayores es un proceso complejo ya que necesita de un gran conocimiento y estudio de todas las opciones disponibles. Existen múltiples tipos de cuidadores del mayor adulto y diferentes opciones para convertirse en cuidador familiar.

Contratación a través de servicios de atención domiciliaria

Está claro que nadie sabe de tus necesidades y gustos como la familia. Por eso, son más las personas mayores y los propios familiares los que deciden contratar a un cuidador que forme parte de la familia.

Una forma de emplear a un familiar como cuidador es si la persona se encuentra dentro de una empresa de servicios de atención domiciliaria. En estos casos, no habrá ningún tipo de problema al ser un cuidador profesional. Simplemente, se tendrá que realizar una petición en la empresa para que el familiar sea la persona encargada del mayor.

En estos casos, el cuidador no es solo un familiar sino un profesional. Como tal, este es conocedor de todo lo que implica el cuidado de un adulto mayor y sabe cómo hacer frente a las dificultades que puedan darse por dependencia de la persona.

Contratación como trabajador autónomo o freelance

Una de las opciones para poder ser cuidador de un familiar es ser trabajador por cuenta propia. De esta manera, la persona mayor puede contratar tus servicios y agradecerte su cuidado con una ayuda económica.

Contratación directa como empleado

Otra forma a través de la que se puede contratar a un familiar como cuidador es la de contratarlo como empleado de hogar. Para que esto sea posible, hay que recordar que debe ser un familiar lejano que no conviva en la vivienda del empleador y que perciba un salario legal por lo que hace. Esta obligatoriedad no se da si la persona es autónoma o forma parte de una empresa del sector.

Beneficios y desafíos de contratar a un familiar como cuidador 

Envejecer rodeado de tu familia es uno de los grandes placeres de la vida. Sentirse querido y acompañado en esta etapa es fundamental para disfrutar de ella en su plenitud. Por este motivo, son muchas las personas que se plantean convertirse en cuidadores de sus familiares. Esto entraña una serie de beneficios y desafíos que es importante conocer.

Ventajas de la relación familiar en el cuidado

La familia nos conoce y sabe de primera mano nuestras necesidades e inquietudes. Es por ello por lo que tener un cuidador que sea además nuestra familia es muy positivo, ya que la persona dependiente también se siente más cómoda.

Además, por otro lado, es una forma de reconocer a una persona que se encarga de tu cuidado el trabajo que realiza a través de un salario.

Desafíos emocionales y dinámicas familiares 

Ver y convivir con un familiar que se encuentra en una situación de dependencia puede llegar a ser muy duro a nivel emocional. Nadie quiere ver cómo la persona que se quiere está mal o comienza a tener problemas para realizar tareas del día a día. Esto puede hacer que ser cuidador de un familiar sea todo un reto y provocar estrés y frustración.

También hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los casos, la persona cuidadora no cuenta con una formación especializada por lo que puede tener problemas al enfrentarse a determinadas situaciones e incluso tomar decisiones perjudiciales para la persona mayor. Por todo ello, lo más adecuado es contar con cuidador formado y profesional con experiencia en todas estas situaciones y que va a poder asegurar la salud y el bienestar del usuario.

Consideraciones financieras y legales

Cuando se toman decisiones acerca de si cuidar o no a un familiar, es necesario pensar en todos los pros y los contras que esto implica. Hay que tener en cuenta todo lo que hemos hablado anteriormente en el artículo acerca de las consecuencias positivas que tiene contratar una persona especializada en cuidados como es el conocimiento de situaciones que a un familiar se le pueden ir de las manos o la experiencia en el trato con mayores que tienen distintas patologías.

Además, servicios externos como la teleasistencia tienen otro tipo de beneficios como es la disponibilidad inmediata y las 24 horas del día los 365 días del año. De esta manera, la persona mayor tiene la seguridad que ante cualquier emergencia siempre habrá alguien proporcionándole la ayuda necesaria. También cuenta con servicios como actividades o recordatorios de citas médicas y toma de medicamentos, algo a tener en mente y valorar.

mujer con su familiar cuidador
fruta
Ser cuidador familiar implica una serie de retos y conocimientos que pueden ser muy duros.

Preguntas frecuentes 

Cuando pensamos en tomar determinadas decisiones, es normal que surjan varias dudas. Nosotros te damos respuestas a todas esas cuestiones que se te plantean cuando te preguntas si se puede contratar a un familiar como cuidador.

¿Qué requisitos deben cumplirse para contratar a un familiar como cuidador?

Cualquier persona puede ofrecerse como cuidador de un familiar de manera voluntaria, pero si se busca cobrar por ello y que exista un contrato, existen una serie de requisitos:

¿Existen limitaciones en cuanto al grado de parentesco para la contratación de un familiar como cuidador? 

Como ya hemos visto un poco un más arriba, la persona al cuidado del adulto dependiente no puede ser un familiar que tenga una relación de consanguinidad o una afinidad menor al segundo grado. Por ejemplo, un tío sí podría ser un cuidador familiar remunerado.

¿Cuáles son los derechos y responsabilidades del cuidador familiar contratado? 

Cuando comenzamos en cualquier trabajo, aceptamos una serie de derechos y responsabilidades por desempeñarlo. En este caso, los cuidadores deben respetar el contrato que se haga entre ellos y el empleador, el Estatuto de los trabajadores y el Salario Mínimo.

¿Se puede recibir algún tipo de apoyo económico o prestación por contratar a un familiar como cuidador? 

Está claro que en el cuidado de una persona mayor toda ayuda es poca y más si es económica. Aunque existen ayudas cuando un familiar es cuidador y no está contratado, no existen prestaciones por contratar a un familiar como cuidador.

¿Qué alternativas existen si no se puede contratar a un familiar como cuidador? 

Cada persona tiene una situación diferente y unas necesidades distintas, lo que puede hacer que no se pueda contratar a un familiar cuidado y se piense en otras alternativas como es la teleasistencia.

La teleasistencia de Atenzia ofrece una atención de un equipo de profesionales las 24 horas del día, los 365 días del año y está avalada por AENOR. De esta forma, la persona estará protegida en cualquier tipo de emergencia y controlada para evitar cualquier tipo de incidencia y de soledad no deseada.

Sin embargo, la teleasistencia no es solo la última opción si hay una imposibilidad real de contar con un cuidador familiar. Estas dos alternativas se complementan. En casos en los que la persona tiene determinadas patologías o es necesaria una atención más integral, la unión de ambas puede ser muy beneficiosa: la persona mayor disfruta de la confianza de un familiar y la profesionalidad y el cuidado de una persona externa.

Conclusión 

Plantearse contratar a un familiar como cuidador es algo habitual y lógico. Hacerlo tiene muchos beneficios para la persona mayor al conocer a su cuidador y tener confianza absoluta. Sin embargo, es importante conocer también las contraindicaciones que esto puede tener e informarse de todas las opciones existentes alrededor. Es importante recordar la importancia de la profesionalización y el conocimiento de los cuidados de las personas mayores, algo que solo los servicios expertos en el sector pueden ofrecer a la persona usuaria.

Quizás de pueda interesar...

Publicado el 2020-12-16

¿Qué es una persona dependiente? Todo lo que debes saber

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

¿Qué es una persona dependiente? Todo lo que debes saber

Existen diferentes circunstancias que pueden limitar nuestras capacidades tanto físicas como cognitivas y mermar nuestr... (+)

Existen diferentes circunstancias que pueden limitar nuestras capacidades tanto físicas como cognitivas y mermar nuestra autonomía, ¿pero cuándo consideramos que es una persona dependiente? Te lo explicamos

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2020-12-11

¿Cómo levantar a una persona mayor de la cama?

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

¿Cómo levantar a una persona mayor de la cama?

Levantar a una persona mayor de la cama puede convertirse en una tarea compleja y de riesgo tanto para el cuidador como ... (+)

Levantar a una persona mayor de la cama puede convertirse en una tarea compleja y de riesgo tanto para el cuidador como para el mayor. En el siguiente artículo te explicamos cómo hacerlo para evitar lesiones o caídas

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2021-08-06

Consejos sobre el aseo personal a personas mayores

Información sobre los cuidados en personas de tercera edad

Consejos sobre el aseo personal a personas mayores

Cuidar nuestra higiene tiene numeras ventajas, sobre todo, en la tercera edad. Por este motivo, aquí te explicamos la i... (+)

Cuidar nuestra higiene tiene numeras ventajas, sobre todo, en la tercera edad. Por este motivo, aquí te explicamos la importancia del aseo de personas mayores y técnicas para mantener la higiene de aquellos con problemas de movilidad.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada