Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00

¿Qué es la teleasistencia? Todo lo que debes saber

18/09/2020

La teleasistencia lleva años siendo una respuesta de calidad en la atención a personas, una forma de ofrecer seguridad y tranquilidad a usuarios y familiares, pero al mismo tiempo garantizar la autonomía e independencia de los primeros.

Sin embargo, a pesar del largo recorrido de este servicio, todavía hay mucha gente que se pregunta qué es la teleasistencia y existen muchas dudas sobre ella: ¿cuál es el funcionamiento de la teleasistencia?, ¿es para mí?, ¿qué tipos hay?, ¿cómo sé cuál se adapta a mis necesidades?, ¿cómo solicitar teleasistencia? En este artículo las resolvemos.

¿Qué es la teleasistencia?

La teleasistencia es un servicio de atención integral e inmediata que, ante cualquier emergencia, pone en marcha los recursos necesarios para prestar ayuda al usuario. Aunque normalmente se asocia a las ayudas que hay para personas mayores, lo cierto es que su adaptabilidad lo convierte en la solución ideal para diferentes colectivos.

De esta forma, los usuarios de teleasistencia más habituales son, además de personas mayores: dependientes, mujeres embarazadas, personas que viven solas, pacientes convalecientes o crónicos… Sin embargo, como decimos, este servicio se adapta a cualquier persona que quiera una atención inmediata las 24 horas del día.

¿En qué consiste la teleasistencia? Servicios

La teleasistencia es mucho más que un botón de emergencia es un servicio que te acompaña en tu día a día y te ofrece los recursos necesarios para recibir la atención que necesitas en cada momento.

  • Asistencia en caso de emergencia: Es el objetivo principal del servicio. Los usuarios cuentan con una atención inmediata las 24 horas del día, los 365 días del año. Ante cualquier emergencia y con solo pulsar un botón, el personal cualificado atenderá la llamada y pondrá en marcha los recursos necesarios que requiera la situación, avisando a familiares y servicios de emergencia, en caso de ser necesario.
  • Llamadas de teleasistencia: Además, las personas usuarias de teleasistencia recibirán periódicamente llamadas de seguimiento de los profesionales del Centro de Atención para revisar su estado, acompañarle en situaciones de soledad no deseada e informar sobre cualquier novedad. Esta actuación permite identificar cualquier anomalía y realizar un correcto seguimiento y acompañamiento de cada uno de los usuarios.
  • Seguimiento de la agenda personal: El servicio quiere garantizar la calidad de vida del usuario y en este aspecto la salud es algo esencial. Para ello, se incluye un servicio recordatorio de citas médicas y toma de medicamentos.
  • Asesoramiento: Existen a disposición de usuarios y familiares diferentes vías de comunicación con el servicio de teleasistencia para conocer todas las novedades, informar sobre incidencias y otro tipo de cuestiones relacionadas con el cuidado del mayor. Además, como servicio extra puedes incluir Orientación Médica Telefónica para recibir asesoramiento médico personalizado.
  • Localización GPS: Para aquellos usuarios que quieran contar con atención inmediata también fuera de casa, existe la teleasistencia móvil, con dispositivos que incluyen geolocalización para que en caso de desorientación, sean fácilmente localizables.
  • Servicios adicionales: Además de los servicios mencionados, existen otros muchos con el objetivo de adaptarse al máximo a cada usuario como es el caso de la Unidad Móvil y Custodia de Llaves o los talleres y actividades realizadas para usuarias con el objetivo de favorecer el envejecimiento activo.
Personal especializado atenderá y resolverá la emergencia con solo pulsar un botón

Beneficios de la teleasistencia a la dependencia

La teleasistencia es un servicio de atención integral, pero va mucho más allá, ofreciendo recursos y herramientas para mejorar la calidad de vida de los usuarios y favorecer además su independencia. Estos son los principales beneficios de la teleasistencia:

  1. Favorece la autonomía e independencia
  2. Permite al usuario quedarse en su domicilio
  3. Fomenta el envejecimiento activo
  4. Realiza un seguimiento de la salud
  5. Es fácil y sencilla de utilizar
  6. Atención inmediata siempre ante cualquier necesidad
  7. Profesional especializado a disposición del usuario
  8. Tranquilidad para usuarios y familiares
  9. Servicio personalizado

Funcionamiento de la teleasistencia

A pesar de que existen diferentes modalidades, el funcionamiento de la teleasistencia es muy similar y sencillo en todas ellas de forma que se adapta a cualquier usuario.

Una vez contratado el servicio, se procederá a la instalación del terminal en el domicilio del usuario. Esta instalación puede realizarla un técnico o, si se prefiere, uno mismo con un equipo autoinstalable que basta con enchufar a la corriente eléctrica. Además, se facilitará un pulsador al usuario de forma que, ante cualquier emergencia bastará con pulsar el botón para entrar en contacto directo con el Centro de Atención, formado por personal cualificado.

El profesional atenderá la llamada del usuario, que podrá hablar a través del pulsador con manos libres, y valorará la situación para desplegar los recursos necesarios para resolver el motivo de la llamada. En caso de que lo considere oportuno, avisará a familiares o servicios de emergencia.

Dispositivos necesarios

Los dispositivos de teleasistencia que se utilicen variarán dependiendo de la modalidad contratada, pero siempre habrá un terminal que sirva como receptor y un botón que, con solo pulsarlo, nos pondrá en contacto directo con el Centro de Atención.

Así, en el caso de la teleasistencia domiciliaria se incluye:

  • Terminal fijo: Este será la base del servicio. Este dispositivo es fácil de instalar y no requiere línea de teléfono fijo. Además, cuenta con altavoz para hablar por manos libres y batería de larga duración.
  • Botón de emergencia: Un pulsador que se puede llevar a modo de colgante y pulsera y que al accionarlo contacta con el Centro de Atención que gestionará el problema. Este dispositivo puede usarse desde cualquier habitación del domicilio, incluso desde la ducha.

Y, ¿en qué consiste la teleasistencia móvil y cómo funciona? Pues de la misma forma. Existirá un dispositivo que actúe como receptor (un teléfono sencillo, el propio teléfono del usuario, un móvil de teleasistencia…) y este contará con un botón de emergencia para informar sobre cualquier problema (o bien a través de una app o un botón físico integrado en el dispositivo). Además, dependiendo del servicio contratado, este incluirá localización GPS para localizar al usuario en caso de desorientación.

Los dispositivos necesarios para el funcionamiento de la teleasistencia son un terminal fijo y un pulsador

Tipos de teleasistencia

Una de las grandes ventajas de la teleasistencia es que dentro de este servicio se incluyen diferentes modalidades ofreciendo así una mayor adaptabilidad a las necesidades y características de cada usuario. Esta distinción se hace en función de diferentes factores:

Según el tipo de accionamiento

Si da la alerta el usuario, el sistema avisa ante alguna anomalía o se realiza un seguimiento desde el Centro de Atención, estaremos ante tres tipos de sistemas diferentes.

  • Sistemas activos: Este tipo es el más común. Consiste en un pulsador, conocido comúnmente como botón rojo, que el usuario presiona para informar de cualquier emergencia, poniéndose en contacto directo con el Centro de Atención. Existen diferentes modalidades dentro del sistema activo, dependiendo de si se activa desde el domicilio o es teleasistencia móvil.
  • Sistemas pasivos: En este caso la alarma se activa si existe un tiempo de inactividad por parte del usuario, funcionando a través de sensores que alertarán sobre una posible emergencia.
  • Sistemas semiactivos: Desde el servicio de teleasistencia se realizarán llamadas de seguimiento a los usuarios para comprobar su estado, recordarle citas médicas o toma de medicamentos, comprobar el funcionamiento del dispositivo… Este tipo de llamadas se combinan con las alertas que hacen los usuarios al pulsar el botón ante cualquier emergencia.

Según el tipo de respuesta

En función de si el servicio se presta por vía telefónica o presencialmente. En ambos casos se avisará, si es necesario, a familiares y servicios de emergencia.

  • Sin unidad móvil: En este caso y tras la llamada de un usuario, el servicio se presta desde el Centro de Atención. Los profesionales atienden la llamada y ponen en marcha los recursos necesarios (servicios de emergencias y familiares) para responder adecuadamente y solucionar el problema.
  • Con unidad móvil: La unidad móvil con custodia de llaves es un servicio extra que permite una atención inmediata sin necesidad de esperar a los servicios de emergencia ni familiares ya que los profesionales contarán con una copia de las llaves del usuario, previa autorización de este y solo con acceso en caso de emergencia. Así, cuando el Centro de Atención reciba una alerta, una dotación móvil acudirá al domicilio del usuario y accederá para atenderle.

Según el tipo de asistencia

La teleasistencia ofrece una atención integral al usuario por lo que dentro del mismo servicio se incluyen diferentes tipos de asistencia.

  • Urgencias vitales: Cuando el usuario requiere atención inmediata debido a alguna emergencia como una caída, accidente, indisposición médica…
  • Situaciones no críticas: En ocasiones el usuario pulsará el botón para solicitar información o porque se siente solo.
  • Facilidades de mensajería: La comunicación con el usuario y los familiares es imprescindible. En este sentido se establecen diferentes canales de comunicación (correo electrónico, teléfono, el propio botón de emergencia...) para poder informar ante cualquier novedad o incidencia.
  • Automatización y control: Dentro de los servicios de teleasistencia se incluyen dispositivos con herramientas de monitorización y control para ofrecer una mayor seguridad a los usuarios y a sus familiares como es el caso de la teleasistencia móvil con geolocalización, que permite saber dónde se encuentra el mayor en caso de desorientación o accidente fuera de casa.
  • Seguridad técnica: Los accidentes domésticos entrañan un grave riesgo de seguridad en personas mayores y población en general. Para ello existen servicios como detectores de fuego o gas que alertarán en caso de cualquier problema y que permitirán atender la emergencia rápidamente.
  • Telemedicina: Dentro de las opciones que se ofrecen para completar el servicio se encuentra la Orientación Médica Telefónica, para que ante cualquier duda médica general los usuarios puedan hablar con los profesionales sanitarios del Centro de Atención. Además, se incluyen programas específicos para realizar un seguimiento del estado de salud del usuario como la medición de constantes vitales o la actualización del historial clínico.
  • Otros servicios de valor añadido: Existen otros tipos de asistencia que no atienden a emergencias o a situaciones críticas, pero sí ayudan en el cuidado del mayor como puede ser el recordatorio de citas médicas o la toma de medicamentos así como la organización de talleres y otras actividades.

Cómo solicitar un servicio de teleasistencia

A la hora de solicitar la teleasistencia, debemos conocer las diferencias que existen entre la teleasistencia pública y la teleasistencia privada para saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades y características.

En el caso de la pública, es necesario realizar todos los trámites necesarios con los Servicios Sociales para que valoren la situación y determinen si el usuario cumple los requisitos necesarios para ser beneficiario. Si, por el contrario, quieres contratar teleasistencia privada, puedes hacerlo aquí.

Y si, ahora que sabes en qué consiste la teleasistencia, sigues teniendo dudas o prefieres contratar teleasistencia por teléfono, llámanos gratis al 900 835 840.

Infórmate ahora