Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

Comidas fáciles de digerir: deliciosas opciones para una digestión suave

Cuando nos hacemos mayores, todo nuestro cuerpo cambia. Nuestra forma de realizar determinados procesos, como la digestión, también se ve afectada. Comer puede convertirse en un gran reto para muchas personas mayores por la pesadez y el malestar que les produce.

Por eso, en este artículo te enseñamos algunas comidas fáciles de digerir que te ayudarán a tener una mejor digestión mientras disfrutas de una alimentación sana, variada y deliciosa.

Introducción a las comidas fáciles de digerir

Se calcula que un tercio de la población de España tiene problemas con la digestión como hinchazón, acidez y dolor de estómago, entre otras. Este tipo de problemas estomacales es más visible en las personas mayores cuyo sistema digestivo es mucho más delicado.

Para evitar que se produzcan malestares estomacales, es importante que tomen comidas sanas y fáciles de digerir. De esta forma, el proceso de la digestión será mucho más sencillo y la persona mayor no sufrirá dolores ni pesadez no deseada.

Senzia1

Importancia de una buena digestión 

¿Alguna vez has sentido ardor de estómago? Si es así, seguro que ya sabes lo incómodo y desagradable que es. Este se produce por una mala digestión que no permite que los alimentos sean procesados bien por nuestro sistema digestivo y que se “nos repitan”. Es en estos momentos, cuando somos plenamente conscientes de la importancia que tiene una buena digestión.

Una buena digestión significa salud. Si no se hace correctamente, no se aprovechan bien los nutrientes de los alimentos y tu cuerpo produce toxinas que pueden llevar a tener diarrea o gastroenteritis, entre otras afecciones.

Proceso de digestión y absorción de los alimentos

Para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta, este realiza muchísimos procesos complejos. La digestión es uno de ellos. Gracias a ella, conseguimos degradar los alimentos que introducimos a nuestro cuerpo al comer y los transformamos en pequeñas moléculas.

En este proceso, una vez que los alimentos están completamente desintegrados y se han separado glúcidos, proteínas, lípidos gracias a las enzimas de la saliva y el jugo gástrico, entre otros, estos pasan a la sangre donde se absorben. De esta forma, todas nuestras células son “alimentadas” de forma rápida. Los procesos de absorción se dan lugar en el intestino delgado y en el grueso.

Factores que pueden afectar la digestión 

Como hemos visto, la digestión, aunque es un proceso complejo en el que actúan muchos actores, debería ser algo sencillo de realizar. Sin embargo, en ocasiones, esto no es así. Hay una serie de factores que pueden hacer que nuestra digestión empeore:

Por esto, cuando comemos, es importante pensar en como nuestro cuerpo puede reaccionar a ello y consumir comidas fáciles de digerir.

Beneficios de consumir comidas fáciles de digerir

Si eres propenso a sufrir problemas estomacales o de digestión, lo mejor que puedes hacer es consumir alimentos con una fácil digestión. Además de no solo no causar trastornos digestivos, también ayudan a prevenir la obesidad, a combatir gases y el reflujo y mejoran el sueño. Por todo esto, son de las mejores comidas para personas mayores.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Características de las comidas fáciles de digerir

Cuando pensamos en comidas que sean fáciles de digerir, solemos pensar en alimentos que tienen una determinada textura, que están hechos de una forma en especial y que son ligeros como son sopas o pescados.

Textura y consistencia de los alimentos

¿Qué te parece más ligero: una sopa o un filete? La gran mayoría de personas responderían que sopa y esto es por su textura y consistencia. Las comidas más fáciles de digerir son aquellas que tienen alimentos blandos y fáciles de masticar. Por ejemplo, unas verduras al vapor o el queso fresco son alimentos que nos vienen a la mente si pensamos en una alimentación que facilite la digestión.

Cocción adecuada de los alimentos

Al igual que es importante elegir alimentos adecuados a nuestros problemas estomacales, también lo es como cocinarlos. Su cocción hará que la comida que tomemos sea más o menos digestiva. Por ejemplo, una pechuga de pollo  cocida o a la plancha es mucho mejor para nuestro estómago que si está frita.

Cuando cocemos alimentos, se producen cambios en sus estructuras celulares y estos afectan a sus proteínas o su fibra, que hace que la expulsión de la comida sea mucho más lenta.

Selección de ingredientes suaves y de fácil digestión

Muchas veces, cuando comemos alimentos con sabores fuertes, nuestra digestión se resiente. Esto suele pasar porque tener mucho ácido o tienen algún tipo de picante. Esto hace que al estómago le resulte más complicado procesarlos y, por tanto, se den digestiones más pesadas.

Elegir ingredientes suaves y que no tengan muchos condimentos que los hagan tener un sabor muy potente es clave para poder disfrutar de una digestión mucho más ligera y evitar problemas estomacales como el reflujo.

Ejemplos de comidas fáciles de digerir

Cocinar es un verdadero reto y más cuando tienes que pensar en comidas que sirvan a un fin en concreto. Sin embargo, hacer comidas sanas y fáciles de digerir no es nada complicado y te ahorrará muchos problemas estomacales.

Sopas y caldos ligeros

Comer rico, fácil y sano es muy fácil. Las sopas y caldos son un gran ejemplo. Para hacerlos, solo necesitaras verduras y/o alguna carne, como puede ser pollo, para cocerlas en agua y tendrás tu sopa o caldo ideal. Además, si lo haces con verduras como acelgas o zanahoria, ayudarás mucho más a tu estómago.

Carnes magras y pescados suaves 

Si te has puesto malo del estómago, ya sabrás que un filete de pollo o un poco de pescado cocido es lo mejor para pasar el mal trago. Las carnes magras -pollo, ternera o conejo- y pescados suaves son muy buenas opciones para incluir en una dieta suave y buena para la digestión.

Verduras y hortalizas cocidas

Todos conocemos la recomendación de la OMS de comer cinco raciones de verduras al día y esto es por una razón. Las verduras y hortalizas son alimentos saludables y buenos para nuestra digestión. Además, una de las mejores formas de cocinarlas es cocerlas. De esta forma, adquieren una textura mucho más sencilla de tragar y son más fáciles de procesar por no llevar aceite.

Recetas de comidas fáciles de digerir

No te asustes. La cocina también puede ser un lugar para ti sin ninguna duda y más con estas recetas tan fáciles que te van a hacer super sencillo cocinar y van a ayudarte a hacer la digestión.

Puré de patatas y zanahoria

Este clásico de la cocina que todos hemos probado alguna vez es muy fácil de hacer y tan solo requiere un par de ingredientes: patatas y zanahorias. Tan solo tendrás que hacerlos puré y listo.

Filete de pescados al horno con verduras al vapor

¿Te gusta el pescado? Esta receta es ideal para ti. Tan solo tienes que escoger tu pescado favorito y hacerlo al horno con un poco de aceite, sal y pimienta. Como guarnición, solo tendrás que elegir las verduras que mas te gusten como brócoli, zanahoria o coliflor y hacerlas al vapor.

Sopa de pollo y arroz

Si eres fan de los platos de cuchara, esta sopa te va a hacer salivar. Tan solo necesitas hacer un caldo con algunas verduras como cebolleta, patata, ajo, puerros y aceite de oliva, hacer los muslos en la olla rápida y cocer un poco de arroz. Luego es juntar todo y listo. Fácil, nutritivo y rico.

filete de salmon


Alimentos de digestión rápida: aliados de tu bienestar digestivo

Incorporar alimentos que se digieren rápidamente puede ser especialmente beneficioso para las personas mayores o aquellas con un sistema digestivo delicado. Estos alimentos contribuyen a una sensación de ligereza y bienestar, evitando la pesadez y el malestar que pueden causar otros alimentos más difíciles de procesar. Aquí te presentamos algunos alimentos destacados por su fácil digestión:

Frutas

  1. Bananas: ricas en fibra y potasio, las bananas son una excelente opción para facilitar la digestión. Su textura suave y contenido nutricional las hacen ideales para comenzar el día o como un snack saludable.
  2. Papayas: la papaya contiene una enzima llamada papaína, que ayuda a descomponer las proteínas y facilita una digestión más rápida. Además, es rica en fibra y vitamina C.
  3. Manzanas: Aportan una buena cantidad de fibra soluble e insoluble, ayudando a regular el tránsito intestinal. Se recomienda consumirlas sin pelar para aprovechar al máximo sus beneficios.

Verduras

  1. Pepinos: con un alto contenido de agua y fibra, los pepinos son ligeros para el estómago y se digieren con facilidad.
  2. Calabazas: son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que las hace amigables para el sistema digestivo, ayudando a prevenir la pesadez.

Proteínas y Granos

  1. Pescado blanco: el pescado, especialmente las variedades blancas como el lenguado o la merluza, se digiere más rápidamente que las carnes rojas, siendo una excelente fuente de proteínas de fácil asimilación.
  2. Arroz blanco: aunque los granos integrales son generalmente recomendados por su contenido de fibra, el arroz blanco puede ser una mejor opción para quienes buscan alimentos de fácil digestión, ya que carece de la capa externa fibrosa presente en los granos integrales.

Bebidas

  1. Té de jengibre: conocido por sus propiedades para aliviar la indigestión y promover un movimiento intestinal saludable, el té de jengibre puede ser un gran aliado después de las comidas.
  2. Agua: mantenerse adecuadamente hidratado es crucial para la digestión, ya que el agua ayuda a descomponer los alimentos y permite un tránsito intestinal más fluido.

Preguntas frecuentes

Es posible que tengas algunas dudas sobre las comidas fáciles de digerir. No te preocupes, nosotros te las resolvemos.

¿Cuáles son los alimentos que pueden resultar más difíciles de digerir?

Al igual que existen alimentos fáciles de digerir, hay otros que no lo son tanto. Por ejemplo, la carne roja, la bollería, la lechuga o los fritos son alimentos que suelen dar problemas estomacales. Esto se debe a razones como la grasa o la fibra que contienen.

¿Es necesario evitar por completo los alimentos difíciles de digerir?

En la cocina nunca debemos ser prohibitivos. Aunque bien es cierto que hay alimentos a evitar, lo cierto es que todo se puede comer con moderación. Ninguna comida es mala por si misma, lo malo es la cantidad que se come y la repetición en la que se come.

¿Qué otros consejos puedo seguir para mejorar la digestión de las comidas? 

Aparte de la alimentación, la digestión depende múltiples factores como son el ritmo al que se come o el ejercicio físico que se hace. Aquí te dejamos algunos consejos para mejorar la digestión:

¿Son adecuadas las comidas fáciles de digerir para todas las personas?

No todas las personas hacen de la misma manera la digestión. Sin embargo, ya les sea más fácil o más difícil, las comidas fáciles para digerir son ideales para todo el mundo porque aseguran una buena salud estomacal.

¿Puede incluir comidas fáciles de digerir en una dieta equilibrada y variada?

¿Quién dijo que una dieta equilibrada y variada no es compatible con comidas fáciles de digerir? Existen una gran cantidad de alimentos digestivos y de todo tipo. Se pueden hacer decenas de combinaciones y disfrutar de una dieta en la que haya todo tipo de alimentos sin problema.

Conclusión:la importancia crucial de una digestión saludable

La salud interna influye directamente en nuestro bienestar general. Para sentirnos bien cada día, es fundamental tener una digestión eficiente. Aquellos con sensibilidad digestiva deben elegir cuidadosamente alimentos que sean fáciles de digerir. Incluir en la dieta verduras que facilitan la digestión y comidas ligeras puede mejorar considerablemente su calidad de vida.

Optar por alimentos que nuestro sistema digestivo pueda procesar sin esfuerzo no solo nos beneficia a nivel físico, sino que también mejora nuestro estado de ánimo y bienestar emocional. Es vital evitar alimentos que complican la digestión y enfocarse en opciones más digestivas, que apoyan la función gastrointestinal y promueven una salud óptima.

Al adaptar nuestra dieta para atender las necesidades de un estómago sensible, podemos notar una mejora significativa en nuestra vida diaria, reflejándose en una mejor salud interna y un mayor bienestar externo.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2023-09-06

Comidas fáciles de digerir: deliciosas opciones para una digestión suave – Teleasistencia

Alimentación en la tercera edad

Comidas fáciles de digerir: deliciosas opciones para una digestión suave

Las personas mayores suelen tener problemas estomacales. Por ello, es importante encontrar comidas fáciles de digerir. ... (+)

Las personas mayores suelen tener problemas estomacales. Por ello, es importante encontrar comidas fáciles de digerir. Te damos todas las claves para hacerlas en este artículo.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2022-04-29

Vitaminas para personas mayores de 80 años - Teleasistencia

Alimentación en la tercera edad

Vitaminas para personas mayores de 80 años

Además de ser necesarias para un correcto funcionamiento del organismo, las vitaminas aportan numerosos beneficios a la... (+)

Además de ser necesarias para un correcto funcionamiento del organismo, las vitaminas aportan numerosos beneficios a las personas mayores. En este articulo te contamos cuáles son las vitaminas más importantes y de qué alimentos podemos obtenerlas.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2021-04-06

Por qué un anciano no quiere comer

Alimentación en la tercera edad

Por qué un anciano no quiere comer

La falta de apetito es común en la tercera edad y si no se soluciona puede degenerar en una desnutrición en el mayo. E... (+)

La falta de apetito es común en la tercera edad y si no se soluciona puede degenerar en una desnutrición en el mayo. En este artículo te explicamos las razones de por qué un anciano no quiere comer y qué podemos hacer para evitarlo.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada