Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

Por qué los ancianos pierden la memoria

Señora mayor sentada en un sofá llevándose las manos a la cabeza

Nuestro cerebro es una máquina increíble y no tiene que envidiarle nada al ordenador más potente del mundo. Con sus más de cien mil millones de neuronas, este órgano nos permite trabajar, hablar, cocinar y recordar, entre otras cosas. Sin embargo, con la edad, al igual que el resto del cuerpo, este envejece y va perdiendo facultades.

Las personas mayores suelen tener problemas de memoria que se dan por diversos motivos. En este artículo te contamos por qué los ancianos pierden la memoria.

Causas de la pérdida de memoria en los ancianos

Cuando envejecemos, los problemas de memoria se hacen más latentes que nunca. Las pérdidas de memoria son vistas como algo normal si son transitorias, es decir, si el recuerdo vuelve al poco tiempo de olvidarlo. Sin embargo, existen las pérdidas de memoria persistentes que pueden darse por diversos motivos.

Si te preguntas por qué los ancianos pierden la memoria, te diremos que la causa más habitual es que nuestras funciones cerebrales ya no van como antes. Existe una mayor lentitud en el procesamiento de las cosas o dificultad para aprender otras, además de olvidar detalles del día a día o de nuestra vida. Igualmente, existen distintos motivos por los que puede darse pérdida de memoria en los ancianos.

Senzia1

Proceso de envejecimiento normal

Al igual que vemos como nuestro cuerpo va cambiando con el paso de la edad —aparecen arrugas, no nos movemos con la misma agilidad, nuestro cabello se baña de un color blanco—, nuestro cerebro también envejece. Con el paso del tiempo, perdemos neuronas y conexiones y esto da lugar a cambios que son totalmente normales.

Cambios en el cerebro y las funciones cognitivas 

Cuando las conexiones entre neuronas se destruyen, tiene lugar una serie de consecuencias que derivan en cambios en el cerebro y las funciones cognitivas. La memoria y las funciones ejecutivas —aquellas que se encargan de lidiar con las situaciones de estrés— son algunos de los signos que muestran una pérdida importante de las funciones cognitivas. Además, son totalmente normales en el proceso de envejecimiento.

Disminución de la plasticidad neuronal y velocidad de procesamiento

Conforme nos hacemos mayores, vamos perdiendo muchas capacidades y este se debe a que la velocidad de procesamiento se ralentiza. El tiempo que tardamos en realizar una tarea mental es más lento; es decir, cuando somos mayores nos cuesta más tomar decisiones o mantener la atención.

Además, envejecer también significa que nuestro cerebro no tiene la misma capacidad de recuperarse y reestructurarse. Esto es posible gracias a la plasticidad neuronal que permite a las neuronas regenerarse y formar nuevas conexiones, y en la vejez, esta disminuye.

Deterioro de la memoria episódica y de trabajo 

¿Cuántas veces te ha pasado que no puedes recordar un lugar o algún detalle concreto de una situación? Es muy frustrante, pero nada alarmante. La memoria episódica y de trabajo que es la encargada de guardar todos estos recuerdos es la más afectada por el deterioro cognitivo.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Enfermedades neurodegenerativas

Como hemos dicho anteriormente, existen diversas causas por las que los ancianos pierden la memoria. Una de ellas son las enfermedades neurodegenerativas. En ellas, el olvido normal por envejecimiento se multiplica al existir un deterioro aún mayor.

Enfermedad de alzhéimer 

Cuando hablamos de problemas de memoria, el alzhéimer es una de las afecciones que más rápido nos vienen a la cabeza. Esta enfermedad del cerebro ocurre por cambios patológicos que afectan al funcionamiento de las neuronas. Sus síntomas más comunes son:

Demencia vascular

El cerebro es un órgano que puede verse afectado por una amplia variedad de trastornos. Uno de ellos es la demencia vascular.

La demencia se trata de una pérdida, de forma permanente, del funcionamiento del cerebro y afecta a la memoria, el pensamiento, el comportamiento y el lenguaje. La demencia vascular es la que se produce por la aparición de pequeños accidentes cerebrovasculares -infartos- que se dan en el tiempo.

Algunos de sus síntomas son cambios en el patrón del sueño, tener alucinaciones u olvidar hechos de la historia de la vida personal, y empiezan de manera repentina después de cada accidente cerebrovascular.

Otras formas de demencia, como la demencia con cuerpos de Lewy 

Otra de las enfermedades relacionadas con la pérdida de memoria más conocida y reconocida es la demencia. Aunque mucha gente piensa que la demencia y el alzhéimer son lo mismo, no es así.

Entre este tipo de trastorno neurológico, se encuentra la demencia con cuerpos de Lewy. Esta puede llevar a tener alteraciones en el pensamiento, la forma de ser y el movimiento. Además, uno de sus síntomas más frecuentes es las alucinaciones visuales.

pareja intentando recordar algo
Olvidar cosas es algo normal en las personas mayores. Sin embargo, es importante que a cualquier signo de pérdida de memoria más extenso en el tiempo, se acuda a un profesional.

Condiciones médicas y factores de riesgo 

Aunque la perdida de memoria puede ser algo natural en el envejecimiento, las causas de su aparición no siempre tienen que ver con el paso del tiempo. Existen otro tipo de causas por las que los ancianos pierden la memoria como son:

Además, existen otros factores de riesgo y condiciones médicas que te explicamos un poco más abajo.

Hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares 

Cada día aprendemos más y más de las consecuencias que tienen en nuestro cuerpo determinadas patologías. En este sentido, la investigación del Journal of the American Heart Association ha revelado que el riesgo de desarrollar problemas de memoria es mayor para las personas con enfermedades cardiovasculares.

Además, los científicos han observado que las personas con hipertensión arterial pueden tener problemas de memoria. Esto se produce porque se reduce el riego cerebral y esto disminuye la capacidad de realizar tareas cognitivas como recordar escenarios.

Diabetes y trastornos metábolicos 

Todo en exceso es malo y el azúcar no es diferente. Los altos niveles de azúcar en el cuerpo humano van dañando con el tiempo los vasos sanguíneos del cerebro. Esto hace que el cerebro reciba poca sangre y sus células se mueran, lo que puede causar problemas de memoria.

Por otro lado, diferentes trastornos metabólicos también pueden ser la explicación a por qué los ancianos pierden la memoria. Un ejemplo de ellos es la demencia metabólica, que puede ocasionarse por enfermedades como la diabetes u otros trastornos relacionados con la tiroides. 

Deficiencias nutricionales y falta de actividad física 

Una vida sana es el mejor remedio para evitar daños en nuestro cerebro. La salud de nuestros órganos, incluido el cerebro, depende en gran medida de lo que comamos y del movimiento que hagamos en nuestro día a día.

Si no nos alimentamos con una dieta equilibrada y rica en nutrientes, nuestro cerebro sufrirá y no podrá llevar a cabo procesos tan normales como el aprendizaje porque no podrá estar pendiente de llevarlo a cabo. Comer mal produce carencias de nutrientes lo que se manifiesta en fallos en la memoria o falta de concentración, entre otras cosas.

En cuanto al ejercicio, cuando practicamos actividad física trabajan nuestras fibras nerviosas que son esenciales para evitar el declive cognitivo y la pérdida de memoria. Por este motivo, cuando hay una falta de actividad física, las posibilidades de sufrir problemas de memoria aumentan.

Medicamentos y efectos secundarios

Está claro que cosas como el abuso de alcohol, el tabaquismo, la falta de sueño o el estrés afectan a la pérdida de memoria. Sin embargo, no muchas personas se dan cuenta que existen medicamentos que pueden tener como efecto secundario la pérdida de memoria y que pueden explicar por qué los ancianos pierden la memoria.

Medicamentos que afectan la función cognitiva 

Cuanto más mayores somos, más habitual es que en nuestra rutina entre la toma de una cantidad razonable de medicamentos. Aunque todos ellos tienen como función regular trastornos como puede ser la tensión o el azúcar, cuentan con efectos secundarios que pueden afectar a la memoria. Algunos de los medicamentos que pueden provocar pérdida de memoria son:

Interacciones medicamentosas y polifarmacia

Muchas veces, nos encontramos tomando varios medicamentos al mismo tiempo y esto puede incrementar o reducir los efectos de uno de los dos fármacos. Esto quiere decir que, si estamos tomando un medicamento que tiene como efecto secundario la pérdida de memoria a la vez que otro, dependiendo de para que sirva, puede hacer que este efecto secundario aumente.

Por ello, es fundamental que, si se toman distintos medicamentos al mismo tiempo, acudamos al médico para comprobar que no hay peligro.

Efectos secundarios que pueden afectar la memoria

Como hemos comentado, los medicamentos pueden tener efectos secundarios que afecten a la memoria o la concentración. Estos pueden crear desde cero una problemática o acrecentarla. Lo más recomendable es leer el prospecto si empezamos a ver que ocurren cosas con nuestra memoria coincidiendo con la toma del medicamento.

Preguntas frecuentes 

Es normal que te surjan dudas acerca de por qué los ancianos pierden la memoria. Las causas son muy variadas y pueden surgir dudas acerca de dónde proviene. En este epígrafe, resolvemos tus dudas.

¿Es normal que los ancianos experimenten cierta pérdida de memoria? 

Envejecer, inevitablemente, trae consigo un envejecimiento de nuestro cerebro y un declive de sus funciones. Una cierta pérdida de memoria es totalmente normal. Olvidarse de hacer un pago, no recordar que días o perder cosas de vez en cuando no debe ser signo de preocupación a no ser que vayan aumentando en el tiempo.

¿Existen formas de prevenir la pérdida de memoria en los ancianos?

Los milagros no existen y al igual que si buscamos bajar de peso, hacemos ejercicio y nos alimentamos de forma saludable para que se produzca, cuando hablamos de prevenir la pérdida de memoria en los ancianos, hay que trabajar para ello.

Nada garantiza que se mantenga una memoria perfecta, pero hay ciertos consejos que pueden ayudar como:

¿Cuándo es necesario buscar ayuda médica por la pérdida de memoria en los ancianos? 

La pérdida de memoria en ancianos es algo habitual. Cuando llegamos a mayores, nuestra mente no funciona de la misma manera y lo más normal es que tengamos problemas recordando determinadas cosas. Sin embargo, no todo se puede normalizar.

Comenzar a tener problemas para hacer tareas del día a día, colocar objetos en lugares que no corresponden, perderse en un lugar conocido o tener cambios de humor repentinos pueden mostrar que algo no va bien. Es aquí cuando es importante buscar ayuda médica y llegar a la problemática que está sucediendo.

¿Existen tratamientos disponibles para mejorar la memoria en los ancianos?

Ojalá todos los males del mundo se resolvieran con una simple pastilla, pero esto no es posible. En cuestión de la memoria, aunque existen algunos medicamentos que pueden ayudar al deterioro cognitivo, lo más importante es mantener una buena vida y hacer actividades mentales.

Tomar alimentos sanos y buenos para la memoria como el salmón, los frutos secos o los arándanos es bueno para fomentar la memoria. Además de ello, en la tercera edad es importante ejercitar nuestro cerebro a través de:

También existen programas como Activa-Mente, un plan personalizado de estimulación cognitiva, tutorizado por profesionales y pensado para mantener y/o mejorar las capacidades cognitivas de la persona usuaria. Si quieres saber mejor en qué consiste, en Atenzia estaremos encantados de ayudarte. Puedes llamar gratis al 900 123 700 o contactar con nosotros a través del correo a info@atenzia.com. 

Conclusión 

Como hemos visto a lo largo de este artículo, el porqué de la perdida de memoria en los ancianos es muy extensa y puede tener varias causas. La primera y más habitual es el envejecimiento del propio cerebro. Sin embargo, esta se puede producir por múltiples causas como enfermedades o efectos secundarios de medicamentos.

En cualquier caso, está en nuestras manos que nuestra memoria permanezca lo más saludable posible. Si mantenemos una buena alimentación y realizamos una rutina de entrenamiento cerebral, podremos mantenernos activos y reducir las posibilidades de perder la memoria.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2024-02-19

¿Qué tipos de envejecimiento existen? — Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Tipos de envejecimiento: una mirada integral

No todas las personas envejecen a la misma velocidad, ni de la misma forma. Te detallamos en este artículo los distinto... (+)

No todas las personas envejecen a la misma velocidad, ni de la misma forma. Te detallamos en este artículo los distintos tipos de envejecimiento y cómo afectan a tu salud.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2023-01-02

Golpes en la cabeza en personas mayores - Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Golpes en la cabeza en personas mayores. Cuándo hay que acudir al médico

Los golpes en la cabeza en personas mayores son una de las lesiones más comunes de este grupo de edad. Conoce qué hace... (+)

Los golpes en la cabeza en personas mayores son una de las lesiones más comunes de este grupo de edad. Conoce qué hacer cuando suceden y sus síntomas. 

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2021-12-21

Por qué se produce hinchazón en las piernas en personas mayores - Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Por qué se produce hinchazón en las piernas en personas mayores

La hinchazón de piernas en personas mayores puede deberse a varios factores, algunos relacionados con el estilo de vida... (+)

La hinchazón de piernas en personas mayores puede deberse a varios factores, algunos relacionados con el estilo de vida. En este artículo te contamos las causas de esta afección y cómo evitar que se hinchen las piernas en la tercera edad.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada