Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

Incontinencia urinaria en personas mayores

Con el envejecimiento, las personas pueden desarrollar ciertas patologías propias de la tercera edad. Una de ellas es la incontinencia urinaria, un problema común entre los mayores que puede ser leve y no afectar a nuestra vida diaria, o un inconveniente para el que necesitamos acudir a un especialista.

En este artículo te contamos cuáles son las causas más frecuentes de incontinencia urinaria en personas mayores, los tipos que existen y cómo tratar esta afección, tanto si es leve, como moderada o grave.

Qué es la incontinencia urinaria

Aunque la incontinencia urinaria en personas mayores es algo frecuente, esta puede llegar a ser un problema en el día a día de quienes la sufren. En concreto, esta afección conlleva una incapacidad de controlar la micción, es decir, el proceso de eliminación de la orina.

Por este motivo, dependiendo del grado de pérdida de control de la vejiga, la incontinencia urinaria puede ser leve o suponer un impedimento para ciertas actividades de nuestra vida diaria.

Esto hace necesario saber cuáles son los posibles motivos detrás de esta afección y las señales de alarma que nos indican que debemos ir al médico.

Senzia1

Causas de la incontinencia urinaria

Hay que señalar que la incontinencia urinaria no se considera una enfermedad, sino más bien un síntoma causado por malos hábitos, problemas de salud o algunas enfermedades. Dependiendo del motivo que desencadena esta afección, se puede clasificar en los siguientes tipos:

Para determinar con efectividad la causa detrás de la pérdida de control de nuestra vejiga, lo mejor es solicitar una evaluación médica.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Tipos de incontinencia urinaria

A parte del motivo que desencadena la incontinencia urinaria en personas mayores, los tipos que existen de esta afección se pueden clasificar en otras dos categorías: la persistencia y la severidad.

En primer lugar, según el tiempo que padecemos de la incapacidad de controlar la micción, la incontinencia urinaria puede ser:

Respecto al grado de severidad de la incontinencia urinaria, esta puede variar entre perder orina por una acción repentina, como toser o estornudar, hasta sufrir unas ganas repentinas de ir al baño tan fuertes que no se llega a tiempo. Según esta clasificación, la incontinencia puede ser leve, moderada o severa.

Cómo se valora si la incontinencia urinaria es leve, moderada o severa

Para saber qué grado de incontinencia urinaria estamos sufriendo, debemos valorar dos aspectos:

Por ejemplo, si sufrimos una pérdida de orina menos de una vez al mes, aunque sean unas gotas o un volumen mayor, estamos hablando de una incontinencia leve.

En el caso de que la frecuencia sea de una o varias veces a la semana, pero la pérdida de orina sea de un volumen muy bajo, nos encontramos con una incontinencia moderada.

Por último, la incontinencia severa se da cuando sufrimos una incapacidad de controlar la micción varias veces a la semana o, incluso, todos los días, y la pérdida en estas situaciones es elevada.

Cuáles son los efectos de la incontinencia urinaria en las personas mayores

Si sufrimos de incontinencia urinaria persistente, es decir, crónica, es posible padecer de una serie de complicaciones, como trastornos en la piel (erupciones, infecciones de la piel y llagas) e infecciones de las vías urinarias, muy recurrentes.

Sin embargo, a parte de estos efectos físicos, la incontinencia en personas mayores también tiene consecuencias funcionales, psicosociales e incluso económicas. En este sentido, esta afección puede acarrear dificultades en la tercera edad, como:

Factores de riesgo para sufrir incontinencia urinaria

Aunque la incontinencia urinaria no está relacionada con el envejecimiento, existen una serie de factores de riesgo que aumentan la posibilidad de que una persona mayor sufra esta afección, como son:

Además de por enfermedades neurológicas, la diabetes también es un factor de riesgo común de la incontinencia urinaria en personas mayores.

Cuándo ir al médico

Debido a que la incontinencia urinaria en personas mayores repercute también su salud mental, en muchas ocasiones esto hace que les de vergüenza o les resulte incómodo acudir al médico. Sin embargo, existen casos en los que es importante consultar a un especialista para prevenir posibles complicaciones, como:

Para el diagnostico de la incontinencia urinaria, el médico de familia o el especialista realizan una serie de comprobaciones, basadas en los siguientes aspectos:

Una vez que el médico ha valorado los síntomas y ha realizado una exploración física, si aún se desconoce la causa de la incontinencia urinaria, puede mandarnos una serie de pruebas diagnósticas, como una ecografía, un estudio urodinámico o una cistoscopia, entre otras.

Puede curarse la incontinencia urinaria en las personas mayores

A pesar de que hemos mencionado que la incontinencia urinaria en personas mayores es un trastorno frecuente, se trata de una afección ajena al proceso natural del envejecimiento. Esto significa que, en la mayoría de casos, la pérdida de control de la vejiga tiene solución.

De hecho, si sufrimos un grado elevado de incontinencia urinaria, un tratamiento adecuado puede ayudarnos a disminuir su severidad y duración. De esta forma, podremos prevenir que esta afección se convierta en un problema más grave y posibles accidentes, como las caídas al ir al baño.

Cómo se puede tratar la incontinencia urinaria

Una vez tenemos el diagnóstico del tipo de incontinencia urinaria y las causas detrás de este trastorno, lo siguiente es saber cuál es el mejor tratamiento para nuestra situación.

Concretamente, existen los siguientes tipos de tratamientos para la incontinencia urinaria:

A pesar de que depende del tipo de incontinencia, la gravedad y la causa de fondo, es posible que el médico recomiende en principio tratamientos conductuales y que pase a los más invasivos si estas técnicas no consiguen solucionar el problema.

Aun así, si la incontinencia urinaria es un síntoma de una enfermedad preexistente, el tratamiento estará enfocado en acabar con esta patología.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2021-07-02

Distimia: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

Salud en la tercera edad

Distimia: qué es, síntomas, causas, prevención y tratamiento

La distimia es un trastorno del estado de ánimo que puede confundirse con la depresión, aunque es una enfermedad crón... (+)

La distimia es un trastorno del estado de ánimo que puede confundirse con la depresión, aunque es una enfermedad crónica diferente. En este artículo te explicamos qué es la distimia, sus síntomas, causas y tratamiento, entre otros aspectos.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2020-06-05

Enfermedades y patologías en la tercera edad

Salud en la tercera edad

Enfermedades y patologías en la tercera edad

¿Cuáles son las enfermedades y patologías en la tercera edad?¿Qué es indispensable hacer para prevenirlas? En este ... (+)

¿Cuáles son las enfermedades y patologías en la tercera edad?¿Qué es indispensable hacer para prevenirlas? En este artículo hacemos un repaso sobre las más comunes

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2022-12-27

Visión doble en personas mayores - Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Causas de la visión doble en personas mayores

La visión doble en personas mayores es unas de las patologías más comunes y con más variedad de causas. Descubre cu�... (+)

La visión doble en personas mayores es unas de las patologías más comunes y con más variedad de causas. Descubre cuáles son sus tratamientos. 

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada