Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

Cansancio y Fatiga en personas mayores

Persona mayor sentada en un sofá mostrando síntomas de cansancio y fatiga

Al igual que otras afecciones, como temblores, trastornos del sueño o falta de apetito, el cansancio y la fatiga son más comunes en personas mayores que en otros grupos de edad. Sin embargo, estos trastornos no son una consecuencia natural del envejecimiento, sino que están relacionados con los cambios que nuestro cuerpo sufre con el paso de los años y ciertas enfermedades.

En este artículo te mostramos todo lo que necesitas saber sobre cómo afectan el cansancio y fatiga a las personas mayores, sus causas, tipos y tratamientos. De esta forma, podremos tomar medidas que mejoren nuestra calidad de vida durante la vejez.

Qué es la fatiga y el cansancio

Aunque el cansancio y fatiga son afecciones distintas, ambas suelen ser síntomas de enfermedades o respuestas a un esfuerzo.

Respecto al cansancio, este se caracteriza por la falta de energía para realizar alguna actividad. En el caso de la fatiga, esta es una sensación de agotamiento extremo que imposibilita llevar a cabo hasta las tareas cotidianas, es decir, una falta de energía sostenida.

Como ya hemos mencionado, el cansancio y la fatiga no son enfermedades, ya que suelen ser trastornos pasajeros que desaparecen con el descanso. Sin embargo, cuando la fatiga persiste más de 6 meses nos podríamos encontrar ante el síndrome de fatiga crónica.

Senzia1

Tipos de cansancios

En general, el cansancio se asocia a la falta de fuerza y energía que puede ser de dos tipos diferentes, según el origen del malestar:

Al igual, algunas emociones negativas, como el estrés o la preocupación, también pueden repercutir en nuestro descanso y sueño, lo cual puede generar falta de energía.

Una vez que conocemos los tipos de cansancio que hay, es importante identificar qué está causando este trastorno. De esta forma, podremos saber el tratamiento que necesitamos o si debemos consultar a un médico.

Medicamentos

Es frecuente que los adultos mayores ingieran muchos medicamentos y que, entre ellos, varios tengan cansancio y fatiga como efectos secundarios, por ejemplo:

Es recomendable tomar este tipo de fármacos antes de ir a dormir para que la sensación de cansancio no repercuta en nuestras actividades diarias. Sin embargo, si este síntoma persiste y llega a imposibilitarnos realizar alguna tarea, deberemos acudir al médico para saber si el cansancio se debe realmente a la medicación y, en ese caso, si debemos cambiar de fármaco o reducir la dosis.

Falta de sueño y descanso

Una mala higiene del sueño puede conllevar que no durmamos lo suficiente y, por tanto, que suframos de cansancio o fatiga durante el día. Por este motivo, es importante seguir los siguientes consejos para mejorar nuestros hábitos de sueño:

Además de por malos hábitos, el cansancio y la fatiga pueden ser consecuencia de un trastorno del sueño, otra de las patologías más comunes en la tercera edad.

Falta de nutrientes

Debido a ciertos trastornos alimenticios, como la hiporexia, las personas mayores son más propensas a tener algún déficit de nutrientes. En este sentido, las carencias nutricionales que causan cansancio y fatiga son las siguientes:

Es importante acudir al médico si sospechamos de alguna de estas carencias, ya que con un diagnóstico podremos saber que alimentos necesitamos incorporar a nuestra dieta o si necesitamos tomar algún suplemento nutricional.

Asimismo, podemos prevenir estas deficiencias con una alimentación sana y variada basada en los consejos que te damos en nuestro artículo Las mejores comidas para personas mayores.

Anemia

La anemia es una enfermedad que se caracteriza por un bajo nivel de glóbulos rojos o por la escasez de hemoglobina, encargada de transportar el oxígeno, en estos. Si la causa de nuestro cansancio se debe a esta patología, el médico podrá determinarlo a través de un análisis de sangre.

Una vez tenemos el diagnóstico, el especialista investigará los posibles motivos de la anemia para indicarte el tratamiento más adecuado. En concreto, hay tres razones principales por las que los adultos mayores pueden sufrir de anemia:

Persona haciéndose un test de glucosa para diagnosticar una posible causa de cansancio y fatiga
Además de cansancio y fatiga, la anemia puede causar trastornos alimenticios, problemas respiratorios y alteraciones del ritmo cardiaco, entre otros síntomas.

Problemas cardiacos y/o pulmonares

Entre las causas más comunes de cansancio y fatiga en personas mayores se encuentran los problemas cardiacos, como la insuficiencia cardiaca, y los pulmonares, como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

En este sentido, una enfermedad cardíaca puede hacer que el corazón bombee sangre con menos eficiencia y que se acumule líquido en los pulmones. Como consecuencia, surgen dificultades para respirar y llega un menor suministro de oxígeno al corazón y a los pulmones.

Por eso, cuando padecemos de alguna de estas patologías, es importante seguir las indicaciones del médico respecto al tratamiento y contarle si notamos cualquier señal de cansancio o fatiga.

Depresión

Sufrir depresión puede hacernos vulnerables al cansancio y a la fatiga, ya que este trastorno hace que realizar tareas sencillas nos suponga más esfuerzo. Como consecuencia, la persona con depresión no es capaz de hacer algunas actividades que antes sí llevaba a cabo, lo que deteriora su calidad de vida.

Asimismo, hay muchas causas de la fatiga, mencionadas anteriormente, que son factores de riesgo de depresión, como la falta de sueño y una mala alimentación. Por este motivo, si sufrimos de depresión o nos sentimos constantemente cansados, es recomendable pedir cita con un especialista para descartar o diagnosticar otras causas.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Síntomas de la fatiga

Normalmente, el cansancio y la fatiga no son motivos de alarma, ya que suelen desaparecer en unos días o en pocas semanas. Sin embargo, como ya hemos dicho, si la fatiga es continua durante más de 6 meses, podemos estar sufriendo el síndrome de fatiga crónica, que se caracteriza por los siguientes síntomas:

Debido a que no todas las personas presentan los mismos síntomas, ni sus efectos son tan pronunciados, existen tres grados de intensidad del síndrome de fatiga crónica:

La causa concreta del síndrome de fatiga crónica es desconocida, pero si se saben algunos factores que pueden ser desencadenantes de este trastorno. Entre ellos, los principales son infecciones virales, problemas del sistema inmunitario, desequilibrios hormonales o algún tipo de trauma (físico o emocional).

Tratamiento

Para tratar de forma correcta a la persona mayor muy cansada y la fatiga es fundamental saber qué es lo que causa estos síntomas. Por lo tanto, si la falta de energía se debe a ciertos malos hábitos, podemos realizar unas rutinas saludables que mejorarían nuestro estado de ánimo y vitalidad, como:

Si seguimos estas pautas y, aun así, no dejamos de sentirnos sin energía, es posible que la causa de la fatiga sea alguna enfermedad. En este caso, tendrá que ser el médico de cabecera el que nos diagnostique y nos aconseje el tratamiento más adecuado a nuestra condición.

Respecto al síndrome de fatiga crónica, actualmente no existe ningún tratamiento para erradicar esta patología. Por este motivo, los especialistas facilitan medidas que sirven para reducir la sintomatología.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2023-07-14

Carnet de conducir con 84 años: Consejos y requisitos - Teleasistencia

Ocio en la tercera edad

Carnet de conducir con 84 años: Consejos y requisitos

¿Alguna vez te has preguntado si a partir de cierta edad es legal seguir conduciendo? Resolvemos todas tus dudas en est... (+)

¿Alguna vez te has preguntado si a partir de cierta edad es legal seguir conduciendo? Resolvemos todas tus dudas en este artículo.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2024-06-17

En qué consiste la risoterapia en mayores – Teleasistencia

Ocio en la tercera edad

Risoterapia en mayores: en qué consiste y cuáles son sus beneficios

Dicen que la risa es la mejor de las medicinas, sobre todo si se comparte. A través de talleres de risoterapia podemos ... (+)

Dicen que la risa es la mejor de las medicinas, sobre todo si se comparte. A través de talleres de risoterapia podemos combinar ambas cosas. Te contamos en qué consisten.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2021-02-03

Beneficios de la actividad física en personas mayores

Ocio en la tercera edad

Beneficios de la actividad física en personas mayores

Para disfrutar de los beneficios de la actividad física en personas mayores tenemos que conocer cuál es el ejercicio i... (+)

Para disfrutar de los beneficios de la actividad física en personas mayores tenemos que conocer cuál es el ejercicio ideal, los hábitos saludables para acompañarlo y los deportes no recomendables en la tercera edad, entre otros consejos que te damos en este post.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada