Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

Juegos de psicomotricidad para personas mayores

29/10/2021

Imagen de un tablero de ajedrez, un juego de psicomotricidad para personas mayores que puede hacerse en casa

A pesar de que es natural que nuestras capacidades se vean reducidas con el paso de los años, también es posible atrasar este deterioro y disfrutar de una buena calidad de vida durante la vejez.

En este sentido, trabajar la psicomotricidad en la tercera edad puede ayudarnos a mantener y mejorar nuestra salud física, mental y emocional, además de enriquecer nuestra vida social y permitirnos disfrutar de un envejecimiento activo.

Aquí te mostramos una serie de juegos de psicomotricidad para personas mayores que puedes hacer en casa y cuáles son los múltiples beneficios de estas actividades.

La psicomotricidad en personas mayores

La tercera edad es una etapa de cambios durante la que es común que las habilidades y capacidades psicomotrices se vean reducidas. Asimismo, el riego de padecer una o varias enfermedades crónicas se incrementa con el paso de los años.

Por este motivo, el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida están relacionados con que estas patologías de larga duración sean cada vez más frecuentes en la tercera edad. En este sentido, según la Sociedad Española de Geriatría y Gerontologías las enfermedades crónicas son la nueva gran pandemia del siglo XXI.

Por ejemplo, entre las enfermedades y otros problemas de salud que son más frecuentes en personas mayores que en otros grupos de edad, podemos encontrar:

  • Deficiencia del sistema inmunológico.
  • Problemas cardiovasculares.
  • Fragilidad muscular y ósea.
  • Malnutrición.
  • Trastornos del sueño.

Todos estos factores ponen en riesgo la psicomotricidad de las personas mayores, es decir, aquellos aspectos relacionados con las funciones motriz, cognitiva y socioafectiva. Concretamente, la psicomotricidad engloba cuatro grandes áreas:

  • Movimiento corporal.
  • Aptitudes.
  • Sentimientos.
  • Comportamientos.

De esta forma, las terapias de psicomotricidad para personas mayores tienen el propósito de mejorar cada uno de estos aspectos. Además, también buscan reducir el impacto que el envejecimiento puede tener en sus capacidades funcionales y sensoriales, en su autoestima o en su interés por las relaciones sociales.

Beneficios del trabajo de la psicomotricidad en personas mayores

Como hemos mencionado, la psicomotricidad influye en nuestra salud física, mental, emocional y social. En el caso de las personas mayores, mejorar y mantener las funciones motrices, cognitivas y emocionales es aún más importante que en otras edades.

En este sentido, trabajar la psicomotricidad en la tercera edad aporta numerosos beneficios, entre ellos:

  • Prevención de enfermedades y discapacidades comunes en el envejecimiento.
  • Desarrollo de un envejecimiento saludable.
  • Mantenimiento de la autonomía e independencia el mayor tiempo posible.
  • Mejora de las capacidades funcionales, cognitivas y comunicativas.
  • Impulso de la autoestima y la positividad.

En resumen, trabajar la psicomotricidad es clave para actuar de forma temprana frente al deterioro de las capacidades y garantizar la calidad de vida durante la tercera edad.

Juegos en casa para estimular la psicomotricidad de las personas mayores

A la hora de trabajar la psicomotricidad, es importante hacerlo desde una perspectiva lúdica, ya que el entretenimiento es un incentivo y ayuda a que la participación sea mayor. Por este motivo, los juegos de psicomotricidad para personas mayores son la mejor opción.

Mediante los juegos es más sencillo incorporar la actividad física en la rutina de aquellos adultos mayores que no están acostumbrados a hacer ejercicio o tengan tendencia al sedentarismo.

Concretamente, los juegos psicomotrices para personas mayores pueden ser de diferentes tipos, por ejemplo:

  • Físicos: incluyen ejercicios u otras actividades físicas para mejorar la motricidad y fortalecer los músculos, huesos y articulaciones.
  • Sensoriales: basados en la estimulación de los sentidos, es decir, vista, sonido, olfato, gusto y tacto.
  • Expresivos: los que incluyen actividades creativas que permiten la expresión de emociones y sentimientos.
  • Grupales: aquellos que buscan la integración social y el fomento de las habilidades comunicativas entre los participantes.

En general, cada juego suele combinar diferentes aspectos para que el trabajo psicomotriz sea integral y los mayores obtengan todos los beneficios posibles de estas actividades.

Dos personas mayores llevando varias plantas para hacer jardinería, otra forma de entrenar la psicomotricidad
Los juegos de psicomotricidad para personas mayores son una gran ayuda para adaptarnos a los cambios del envejecimiento, mantenernos activos, combatir el aislamiento y mejorar nuestra autoestima.

Aquí te dejamos una serie de juegos psicomotrices para personas mayores que pueden hacerse sin necesidad de salir de casa.

Bailar

El baile es una forma de ejercitarnos, pero también es una forma de expresarnos artísticamente, relacionarnos y entretenernos. En este sentido, esta actividad aporta numerosos beneficios a nuestra salud física y mental, además de que nos permite divertirnos.

También, al combinar el baile con coreografías podemos añadir, a la actividad física y a la expresión creativa, un trabajo cognitivo de memoria y coordinación.

Si la persona mayor tiene un grado elevado de dependencia que le impide bailar, la musicoterapia también aporta grandes beneficios en la tercera edad.

En el siguiente artículo, te dejamos más información sobre todo lo que puede aportar esta actividad a las personas mayores: Beneficios del baile para la tercera edad.

Gimnasia suave

A parte del baile, la gimnasia es otra actividad muy recomendable para trabajar nuestra psicomotricidad y disfrutar de una vida saludable.

Debido a que los juegos de psicomotricidad para personas mayores deben estar adaptados a las condiciones de salud y a las capacidades de cada uno, lo más recomendable es empezar con una gimnasia suave e ir aumentando el tiempo de ejercicio y la intensidad de forma progresiva.

Por ejemplo, algunos ejercicios iniciales y de bajo impacto que podemos realizar son:

  • Subir y bajar las escaleras
  • Flexiones contra la pared.
  • Sentarse y levantarse de una silla.
  • Rotar las articulaciones, como muñecas, hombros y cabeza.
  • Equilibrio sobre un pie.

Es importante que la rutina de ejercicio sea diaria y que combine entrenamientos de todos los tipos, es decir, de fuerza, resistencia, flexibilidad y equilibrio. De esta forma, conseguiremos fortalecer nuestras articulaciones, aumentar la flexibilidad y la coordinación, mantener la autonomía personal y mejorar nuestro estado de ánimo.

En el caso de tener algún problema de movilidad, te dejamos el siguiente artículo: Ejercicios de gimnasia para mayores sentados

Yoga

El yoga es uno de los mejores ejemplos de disciplinas que combinan los aspectos físicos con los mentales. Concretamente, está práctica se basa en crear una conexión entre el cuerpo, la respiración y la mente.

De esta forma, el yoga potencia aspectos como la flexibilidad, el control, la coordinación, la respiración y la fortaleza. Además, es posible practicar esta actividad mediante juegos en pareja, durante los cuales se representen en conjunto movimientos emblemáticos del yoga para lograr un ambiente más entretenido.

Juegos de mesa

Como parte de las actividades psicomotrices, los juegos de mesa ofrecen un sinfín de ventajas físicas y psicológicas para las personas de la tercera edad.

No solo son actividades que permiten ejercitar la memoria, sino que también ayudan a gestionar las emociones, promueven la cooperación, desarrolla la destreza física y entrenan agilidad mental, entre otros beneficios.

Entre los juegos de mesa más comunes se encuentran el ajedrez, monopoly, parchís, crucigramas, barajas, sudoku o bingo.

Actividades con mascota

Al cuidar de una mascota lo ideal es practicar actividades al aire libre, paseando o jugando con una pelota. Sin embargo, hay actividades que podemos realizar si nos tenemos que quedar en casa y que son igualmente beneficiosas.

Por ejemplo, algo tan sencillo como acariciar o cepillar el pelo a una mascota sirve para trabajar la fuerza y la coordinación, reducir el estrés y fomentar los sentimientos positivos.

Asimismo, otra opción es la terapia asistida con mascotas para personas mayores, sobre todo, para aquellos que por su condición de salud no pueden cuidar ni hacerse cargo de un animal doméstico.

Manualidades

Principalmente, los trabajos manuales están enfocados en la mejora de la motricidad fina, es decir, la coordinación para producir movimientos pequeños y precisos, y de las capacidades mentales.

Concretamente, la variedad de colores, texturas, formas y tamaños de los materiales que podemos utilizar son una estimulación cognitiva que permite mejorar la percepción, atención, concentración y lenguaje de los mayores.

Entre los tipos de manualidades que podemos realizar, podemos encontrar los siguientes ejemplos:

  • Origamis.
  • Figuras con plastilina o arcilla.
  • Mandalas.
  • Punto de cruz.
  • Tallar madera.
  • Portarretratos o álbumes de fotos.
  • Bisutería.
  • Tarjetas de navidad, cumpleaños u otras celebraciones.

Asimismo, todas estas manualidades fomentan la creatividad y la autoestima, por lo que son uno de los juegos de psicomotricidad para personas mayores más completos y recomendables.

Pasarse la bola

Para empezar, los participantes deben colocar unas sillas en círculo y sentarse a cierta distancia unos de otros. El juego consiste en pasarse la bola, pero, a la vez, la persona que tiene el objeto debe presentarse y hablar de sí mismo al resto. Una vez que termina su turno de palabra, pasan la bola a la persona que tienen al lado, así hasta que todos participen.

Asimismo, este juego puede realizarse de otras formas. Por ejemplo, los participantes escriben tarjetas con su nombre y aficiones, las pegan a su pecho y se van moviendo por la sala para que los demás las lean. A continuación, se sientan y se quitan las tarjetas para que los demás hagan el ejercicio de recordar el nombre y las aficiones de cada uno.

En conclusión, el objetivo principal de estos juegos es trabajar la función motriz de los mayores al mismo tiempo que se potencian capacidades como la comunicación y la memoria.

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!