Logo Atenzia
Inicio
Classic
Móvil
Premium
Senzia
Activa-Mente
Blog de Teleasistencia

Cómo recuperarse de una deshidratación

Mujer bebiendo una botella de agua en verano para recuperar líquidos y evitar una deshidratación

Ahora que llega el verano debemos tener cuidado en mantenernos lo suficientemente hidratados, ya que es la época del año en la que sufrimos una mayor pérdida de líquidos. Por este motivo, es importante conocer cómo recuperarse de una deshidratación para evitar sus consecuencias más graves, sobre todo, en un grupo tan vulnerable como las personas mayores.

En este artículo te explicamos qué puede provocar una deshidratación, señales de alarma y consejos para prevenir este problema. Asimismo, te contamos cómo debemos actuar ante un caso de deshidratación en personas mayores.

Causas de la deshidratación

La deshidratación se debe fundamentalmente a la falta de agua y otros fluidos necesarios para que el cuerpo lleve a cabo sus funciones normales. Concretamente, esta situación se da cuando perdemos más agua corporal de la que ingerimos.

Esto significa que las causas más comunes de la deshidratación son los trastornos o situaciones que nos provocan una pérdida de líquidos, como:

Al igual, la deshidratación puede producirse cuando no consumimos el nivel de agua que nuestro organismo necesita. En ese sentido, es posible que no ingiramos suficientes líquidos por los siguientes motivos:

Respecto a las personas mayores, la deshidratación es un problema frecuente en este grupo de edad. Con el envejecimiento, la parte del cerebro que regula aspectos fisiológicos, como la hidratación, el apetito o la temperatura corporal, puede verse afectada. Asimismo, nuestro cuerpo sufre otra serie de cambios fisiológicos que pueden romper nuestro equilibrio hídrico en la tercera edad, debido a:

Al igual, ciertas limitaciones que se dan en la tercera edad, como trastornos de la deglución, reducción de la movilidad o problemas de comprensión y comunicación, pueden conllevar una ingesta insuficiente de líquidos.

En algunas ocasiones, un anciano puede estar deshidratándose sin darse cuenta. Por este motivo, es muy importante saber qué factores de riesgo hay y cómo recuperarse de una deshidratación.

Senzia1

Cómo afecta la deshidratación a las personas mayores

Debido a que un adecuado nivel de hidratación es esencial para el correcto funcionamiento del cuerpo humano, la falta de líquidos puede traer graves consecuencias para la salud. En el caso de las personas mayores, la deshidratación es un problema frecuente y puede resultar fatal si no se detecta.

De hecho, esta afección es una causa frecuente de hospitalización de adultos mayores. En este sentido, los estudios afirman que la deshidratación en personas mayores puede llegar a aumentar el riesgo de mortalidad e influir en el desarrollo de distintas enfermedades y alteraciones, como:

Todo esto hace fundamental tener cuidado con mantener hidratadas a las personas mayores, sobre todo, aquellas que sufran alguna patología que les dificulte el beber o haga que se les olvide por ausencia de sed.

Subscríbete a nuestra newletter

Conoce todas la novedades de nuestro blog de Teleasistencia y recibe información de interés sobre alimentación, salud, ocio y cuidados

Newsletter

Signos que alertan de la deshidratación

Como ya hemos explicado, mantenernos hidratados es necesario para que nuestro organismo funciones correctamente. Esto se debe a que las funciones del agua presente en nuestro cuerpo son muchas y muy variadas, entre ellas:

Por este motivo, cuando sufrimos de deshidratación nuestro cuerpo emite unas señales de alerta que nos indican que algo no esta funcionando de la forma correcta. Estos signos de falta de líquidos pueden catalogarse según el nivel de deshidratación que estemos sufriendo.

En el caso de una deshidratación leve o moderada, los síntomas son los siguientes:

Respecto a los signos de deshidratación grave, podemos encontrar:

Además, al sufrir una deshidratación grave somos incapaces de sudar y producir lágrimas por la falta de líquidos en nuestro cuerpo. En algunos casos, este problema puede llegar a hacer que caigamos en la inconsciencia o que presentemos episodios de deliro.

Qué hacer en caso de deshidratación en personas mayores

Hay que señalar que la deshidratación y sus consecuencias pueden solucionarse si se detectan de manera anticipada. Al igual que con los síntomas, el cómo recuperarse de una deshidratación también depende de la cantidad de agua corporal que hayamos perdido.

Por otra parte, el tratamiento puede estar enfocado en combatir la causa de la deshidratación, ya que también es esencial acabar con aquello que nos está haciendo perder líquidos.

Si se resuelve el motivo de la falta de líquidos y recuperamos el nivel correcto de agua corporal, podemos solucionar una deshidratación entre leve y moderada en menos de un día. Sin embargo, para acabar con una deshidratación grave debemos ser tratados por un médico en un hospital. En este caso, generalmente, la recuperación puede tardar de 2 a 3 días con el tratamiento adecuado.

Bandeja de desayuno con un vaso de agua para que la persona mayor se recupere de una deshidratación mediante el consumo de líquidos
Para algo tan importante como recuperarse de una deshidratación, los mayores deben ingerir entre 1,5 y 2 litros de agua diarios, aunque no tengan sed.

Líquidos para combatir la deshidratación

No todas las bebidas son igualmente eficaces para mantener el equilibrio hídrico. En concreto, el agua es la bebida más recomendable para recuperarnos de una deshidratación.

En el caso de que beber solo agua nos resulte pesado y nos suponga demasiado esfuerzo, hay otras bebidas recomendables para combatir la deshidratación, entre ellas:

Por el contrario, deberemos evitar bebidas azucaradas, con cafeína o teína, gaseosas y con alcohol porque aumentan la deshidratación corporal.

Consejos para evitar la deshidratación en personas mayores

Aunque es necesario saber cómo recuperarse de una deshidratación, más vale prevenir que curar. En este sentido, existen ciertos factores que suponen un riesgo y, por tanto, requieren de un mayor consumo de líquidos, estos son:

Si nos encontramos con alguna de estas circunstancias deberemos aumentar nuestra ingesta de líquidos, ya que es más sencillo que nuestro nivel de agua corporal sea bajo. En concreto, los adultos mayores deben tomar por lo menos 6 vasos de líquido al día, así como comer alimentos con gran cantidad de agua, por ejemplo, fruta y verdura.

Además, es importante animar a los ancianos a que ingieran líquidos y concienciarles, tanto a ellos como a sus familiares o cuidadores, de las consecuencias de la deshidratación. Para ello, podemos ofrecer al adulto mayor líquidos regularmente a lo largo del día o dejarlos cerca de él en vasos o pequeñas botellas, sobre todo, durante las comidas, la medicación y las horas de más calor.

Quizás te pueda interesar...

Publicado el 2021-11-12

Ansiedad en personas mayores - Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Ansiedad en personas mayores

La ansiedad en personas mayores es un trastorno infradiagnosticado y que suele tratarse de forma inadecuada. En este art... (+)

La ansiedad en personas mayores es un trastorno infradiagnosticado y que suele tratarse de forma inadecuada. En este artículo mostramos las causas y síntomas de esta afección para poder detectarla de forma temprana.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2024-02-19

¿Qué tipos de envejecimiento existen? — Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Tipos de envejecimiento: una mirada integral

No todas las personas envejecen a la misma velocidad, ni de la misma forma. Te detallamos en este artículo los distinto... (+)

No todas las personas envejecen a la misma velocidad, ni de la misma forma. Te detallamos en este artículo los distintos tipos de envejecimiento y cómo afectan a tu salud.

Mostrar menos

Leer más

Publicado el 2021-12-30

Qué es la parafina - Teleasistencia

Salud en la tercera edad

Qué es la parafina: principales beneficios para aliviar dolores provocados por artrosis o contracturas

La parafina es una sustancia utilizada en múltiples tratamientos, tanto estéticos como fisioterapéuticos. En este art... (+)

La parafina es una sustancia utilizada en múltiples tratamientos, tanto estéticos como fisioterapéuticos. En este artículo te contamos qué son los baños con parafina y cuáles son sus beneficios para personas que sufren artrosis.

Mostrar menos

Leer más

Compartir:

Volver al blog

Siguiente entrada