Atenzia, empresa de servicios sociosanitarios
900 835 840
Llamada Gratuita
Lunes a Viernes de 9:00 a 21:00
COVID-19
PROTOCOLO COVID-19. Cuidamos de ti aplicando medidas que garantizan tu seguridad y la de nuestros trabajadores

La importancia de la música en personas mayores

13/08/2021

Tocadiscos azul reproduciendo un disco de música para mayores

Las actividades que fomentan la creatividad en la tercera edad aportan grandes beneficios para el estado de ánimo y la salud mental, entre otros aspectos. En el caso de la música para ancianos, los efectos positivos son aún mayores.

Al escuchar una canción y/o tocar un instrumento, no solo estamos ejercitando nuestra mente, también nuestra capacidad auditiva y visual. Por este motivo, la musicoterapia es una de las actividades más recomendables para que las personas mayores puedan disfrutar de un envejecimiento con bienestar físico y psicológico.

Asimismo, ciertos estudios están trabajando en demostrar que la música puede ser una terapia efectiva para personas con alzhéimer y otras demencias. En el siguiente artículo, te explicamos en qué consisten las sesiones de musicoterapia en geriatría y cuáles son sus múltiples beneficios en la vejez.

Beneficios de la música en personas mayores

Con el envejecimiento, es normal sufrir el deterioro de algunas funciones y capacidades, tanto físicas, como cognitivas o funcionales, entre otras. Sin embargo, existen actividades y hábitos que pueden retrasar la pérdida de facultades.

Un ejemplo de que podemos emplear para fomentar el envejecimiento saludable es la música para mayores. Es decir, la musicoterapia es una actividad que aporta numerosos beneficios durante la vejez, que podemos clasificar en tres tipos.

En primer lugar, la música ayuda a los ancianos a obtener los siguientes beneficios cognitivos:

  • Conservar o mejorar las habilidades verbales.
  • Estimular el aprendizaje.
  • Ejercitar la memoria.
  • Mantener la atención y concentración.
  • Fomentar la creatividad.
  • Disminuir la ansiedad y angustia.

En segundo lugar, la motricidad y movilidad de las personas mayores también se ve afectada positivamente por los siguientes beneficios físicos:

  • Favorecer el equilibrio.
  • Mejorar la coordinación.
  • Aumentar la fuerza muscular y la salud de las articulaciones.
  • Estimular los sentidos, sobre todo, el oído y la vista.

Por último, también es importante destacar los beneficios sociales y emocionales que la música tiene en la tercera edad:

  • Fomentar la participación, interacción y comunicación grupal.
  • Mejorar el estado de ánimo y la autoestima.
  • Prevenir el aislamiento social.
  • Mayor facilidad para expresar emociones.
  • Fortalecer los vínculos afectivos
  • Potenciar el entretenimiento.

Aunque es beneficiosa a cualquier edad, la terapia con música ayuda aún más a ancianos que sufren trastornos cognitivos. En este sentido, la musicoterapia permite retrasar la aparición de enfermedades como la demencia o el alzhéimer, además de preservar más tiempo las capacidades cognitivas y funcionales de los pacientes de estas patologías.

Entre otras ventajas de la musicoterapia para los pacientes con enfermedades cognitivas, destacamos:

  • Reducir episodios de ansiedad y otros síntomas conductuales, como la agresividad física y verbal o la agitación nocturna.
  • Facilitar la comunicación del mayor con el entorno.
  • Conectar al paciente con su propia identidad, mediante la reminiscencia de recuerdos.
  • Aumentar la colaboración en las actividades básicas como la alimentación o la higiene.

También se están investigando técnicas de musicoterapia en el tratamiento de otras enfermedades como el párkinson, autismo, traumatismo cerebral, apoplejía, etc.

Te dejamos nuestro siguiente artículo que explica algunas de las razones por las que las personas mayores son un grupo diverso y heterogéneo: ¿A qué edad se considera una persona mayor?

Musicoterapia en geriatría

La musicoterapia se define como el uso de la música con fines terapéuticos para restaurar o mejorar la salud de una persona o u grupo de personas.

Asimismo, el objetivo principal de esta actividad es promover un entorno donde se trabaje la comunicación, el aprendizaje, la expresión, verbal y no verbal, la participación y la creatividad, entre otros aspectos. Todo ello, a la vez que se mejora la autoestima de los pacientes y calidad de vida.

Concretamente, la musicoterapia es utilizada en la geriatría para integrar y mejorar las capacidades de personas mayores en las siguientes áreas: lenguaje, atención, memoria, conducta, estado de ánimo y movilidad.

No obstante, los objetivos concretos de la terapia dependen de cada paciente, es decir, deben ser específicos, únicos y variables. Asimismo, esta norma vale tanto para las sesiones individuales o grupales.

¿Cómo incorporar la música en personas mayores?

Hay que destacar que la musicoterapia no consiste solo en reproducir canciones para que los mayores las escuchen. En este sentido, la terapia con música para ancianos puede realizarse mediante diferentes actividades, por ejemplo:

  • Tocar un instrumento: una gran forma de potenciar la creatividad y coordinación de los mayores.
  • Bailar al ritmo de las canciones: además de mejorar la coordinación, movilidad y equilibrio, también entrena la memoria al tener que aprender una coreografía y fomenta las relaciones sociales.
  • Cantar: sobre todo, estimula la memoria, la atención y otros aspectos cognitivos.
  • Pintar: otra actividad creativa que pueden hacer los mayores, mientras escuchan música, para aumentar los beneficios psicomotrices y emocionales.

En este sentido, los ejercicios de las sesiones de musicoterapia en geriatría suelen combinar la música y otras actividades socioculturales. De esta forma, las sesiones no solo obtienen los beneficios de la música, sino también los del baile, el canto, la pintura o, por ejemplo, la jardinería.

Mujer mayor tocando el piano siguiendo una partitura, una de las actividades que pueden hacerse en la terapia con música para ancianos
Entre los beneficios de la música para mayores, los estudios demuestran que los ancianos que tocan o han tocado algún instrumento tienen mayor capacidad auditiva en entornos ruidosos.

Música activadora de neuronas

Una parte de los beneficios cognitivos de la música se deben a la capacidad que tiene para activar las neuronas. En este sentido, la musicoterapia es un entrenamiento para el sistema nervioso y varias partes del cerebro, lo que permite atrasar los déficits relacionados con el envejecimiento.

Un ejemplo es la pérdida de audición, uno de los factores de riesgo del aislamiento social y depresión en personas mayores. A través de la activación neuronal, los ancianos no solo reducen el deterioro de su audición, también mejoran su capacidad para discernir sonidos entre el ruido. Asimismo, el lenguaje de los mayores, al argumentar y expresarse, se ve beneficiado por el estímulo de la música a las neuronas.

Por otra parte, la música puede usarse como terapia de reminiscencia, es decir, para tratar a mayores con cierto deterioro de la memoria. Esto significa que otro de los usos de la musicoterapia es ayudar a los pacientes a evocar y expresar recuerdos de experiencias pasadas.

Otro ejemplo de actividad creativa que estimula el cerebro es dibujar mandalas.

Mejora de la actividad cerebral

Los estudios también han demostrado que las personas con una mayor experiencia musical adquieren más agudeza mental. De esta forma, la musicoterapia favorece la flexibilidad cognitiva de los mayores, mejorando su capacidad de adaptarse a nueva información y recordar lo que ya se sabía.

En este sentido, aprender a tocar un instrumento requiere una práctica y aprendizaje que compensa el deterioro cognitivo que sufrimos con el paso de los años, mejorando la actividad cerebral de los mayores.

Conexiones neuronales

La capacidad que tienen nuestro cerebro para adaptarse y cambiar, a partir de lo que aprendemos a lo largo de nuestra vida, es la neuroplasticidad. En el caso de la música, tocar un instrumento mejora la capacidad del sistema nervioso de aprender y asimilar procesos complejos.

Este beneficio no solo afecta positivamente a la formación musical, sino que también influye en otras habilidades como la comunicación, la memoria, la conducta y la inteligencia espacial.

¿Qué es lo más importante a tener en cuenta para poder comenzar en una sesión con la persona mayor?

A la hora de planificar una sesión de terapia con música para mayores, debemos tener en cuenta dos cuestiones previas.

En primer lugar, es importante que la elección de la música para la sesión no sea aleatoria, sino que se base en los siguientes criterios:

  • Gustos musicales de los mayores: los estudios muestran que las preferencias musicales del paciente o los pacientes son importantes para que la musicoterapia sea efectiva. En este sentido, las canciones son una forma de conectar con nuestra memoria emocional, por lo que la música que nos gusta nos puede llevar a un estado emocional positivo.
  • Necesidades de los pacientes: el repertorio de música debe ser adecuado, tanto su ritmo, como instrumentación y volumen, a las necesidades físicas y condiciones de salud de los mayores que participan en la sesión.

En segundo lugar, es fundamental conocer el estado cognitivo de los pacientes para que las sesiones sean efectivas y adaptadas a su situación.

  • Si los pacientes sufren un grado de demencia o alzhéimer leve-moderado, lo más recomendable es que la terapia se lleve a cabo en grupos, entre 8 y 10 personas máximo, con una duración de poco menos de 1 hora.
  • Si los pacientes sufren un grado de demencia o alzhéimer avanzado, en este caso, las sesiones deben ser de grupos mucho más reducidos o, incluso, individuales. Respecto a la duración, debe ser de 15 minutos, como mucho.

Cuando una persona sufre un alto deterioro de sus habilidades comunicativas, aunque no hablen, hay otras formas de hacernos ver como se sienten. En este sentido, debemos estar atentos a sus reacciones para cambiar las canciones que no les gusten y ayudarles a expresarse sobre aquellas que despiertan fuertes emociones en ellos.

Categorías

Últimas historias

¿Quieres recibir los mejores contenidos directamente en tu correo electrónico?

¡Suscríbete y recibirás consejos de salud, cuidados, alimentación y mucho más!